La epidemia de Covid-19 impuso un nuevo récord en México: en 24 horas se registró el fallecimiento de 1,803 personas más y 22,339 contagios adicionales; hasta ayer sumaban 146,174 las personas que perdieron la vida por causa de la enfermedad, desde que inició la epidemia en el país a finales de febrero del año pasado, y un millón 711,283 los casos totales acumulados.

De acuerdo con el reporte técnico diario de la Secretaría de Salud, tras padecer coronavirus, un millón 277,978 personas ya están recuperadas; los casos que resultaron negativos a la prueba de laboratorio que les fue practicada a quienes presentaron síntomas de la enfermedad asciende a 2 millones 160,822.

A nivel nacional, 61% de las camas de hospitalización general están ocupadas, y por lo que toca a las camas con ventiladores mecánicos para atender a pacientes que requieren oxigenación asistida mediante intubación, 46% están disponibles y 54% ocupadas.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que a más tardar en dos días el gobierno federal emitirá un acuerdo para dar prioridad a la fabricación de oxígeno medicinal en México, por sobre el oxígeno industrial.

Aunque, a decir del funcionario, la escasez de oxígeno medicinal en el país no es por falta de producción, sino de tanques, debido al acaparamiento por parte de las personas que, aunque de momento no los necesitan, optan por estar prevenidas.

Hay quienes rentan o de plano compran los tanques de oxígeno, explicó, para tenerlos; “y si esa es una persona o familia no pasa nada, pero si son decenas de miles de familias, desde luego se acaban los tanques disponibles”.

rolando.ramos@eleconomista.mx