Los acuerdos del Pacto por México incluyen impulsar la creación de un IFE nacional, es decir, que se encargue de organizar las elecciones federales y estatales.

Como parte de una reforma política planteada por partidos y la administración federal, se plantea crear una autoridad electoral de carácter nacional y una legislación única que se encarguen tanto de las elecciones federales como de las estatales y municipales.

La organización de las elecciones federales es una función estatal que se realiza a través de un organismo público autónomo denominado Instituto Federal Electoral (IFE), dotado de personalidad jurídica y patrimonio propios, en cuya integración participan el Poder Legislativo de la Unión, los partidos políticos nacionales y los ciudadanos, en los términos que ordene la ley , se lee actualmente en el Artículo 41 de la Constitución.

Por ende, los comicios estatales, en los que se elige Gobernador, congresos estatales y presidentes municipales, son organizados por un instituto electoral estatal.

Lo anterior significa que el andamiaje institucional en materia electoral de este país está compuesto por un órgano federal (el IFE) y 32 estatales. Adicional a que cada entidad del país cuenta con un Tribunal Electoral Estatal que dirime las controversias de los comicios locales, y un órgano a nivel federal (el TEPJF).

En suma, México tiene hoy en día 66 instituciones electorales encargadas de organizar y de resolver las controversias electorales (64 estatales y dos federales); la creación de una sola autoridad electoral nacional reduciría las instituciones electorales. De crearse un IFE nacional, bajaría a 34 el número de instituciones (IFE, TEPJF y 32 tribunales estatales). Si además se crea un solo Tribunal Electoral nacional, quedarían sólo dos instituciones (IFE y TEPJF).

De acuerdo con el calendario del Pacto por México, la reforma electoral se presentará ante el Congreso de la Unión en el segundo semestre del 2013, con el fin de iniciar su implementación en la primera mitad del 2014.

Regularmente, las reformas electorales trascendentales se planean para su funcionamiento en los llamados comicios intermedios, es decir, cuando se elige la Cámara de Diputados; en este caso, sería en el 2015.

El proceso electoral del 2015 arranca de manera formal en octubre del 2014, cuando la autoridad electoral comienza los trabajos comiciales.

[email protected]