En los últimos 15 años, más de 100 periodistas en México han sido asesinados y 23 se encuentran desaparecidos, de acuerdo con datos de la organización Reporteros Sin Fronteras; crímenes que ocurren con casi total impunidad, coinciden organismos regionales y nacionales.

En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Impunidad en los Crímenes contra Periodistas, celebrado el 2 de noviembre, Estados Unidos aseveró que la libertad de expresión es un pilar de las democracias y una prioridad para su gobierno.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exhibe que las mujeres periodistas han tenido que pagar su propia cuota por ejercer la libertad de expresión; en los últimos 15 años han sido asesinadas seis de estas profesionales y una más se encuentra desaparecida desde hace seis años. Se trata de María Esther Aguilar Cansimbe, corresponsal del periódico Cambio de Michoacán.

La impunidad de los ataques contra periodistas constituye uno de los principales obstáculos para el fortalecimiento de la protección de los periodistas , afirma la CDHDF.

En un informe sobre libertad de expresión, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos expuso que, tan sólo en el 2014, recibió más de 500 denuncias por violación a los derechos humanos en México, un triste récord para el continente .

[email protected]