El ataque armado contra la comandancia de Villagrán, Guanajuato, donde fallecieron tres policías y cinco más fueron secuestrados, elevó a 401 el número de uniformados asesinados en lo que va del año. 

Apenas el 2 de diciembre, El Economistas había informado del homicidio de al menos 381 policías en 28 estados de la República,- con base a la información recabada por la organización Causa en Común-. Tan sólo 10 días después, 20 policías más fueron atacados y asesinados.

Guanajuato se mantiene como la entidad más letal para los policías. Al dos de diciembre contabilizaba 47 policías muertos, para este 12 de diciembre la cifra subió a 53, mientras que para el mismo periodo de 2018 se contabilizaban 63 de estos asesinatos.

 El ataque en Villagrán se suscitó la noche del miércoles cuando sujetos armados entraron a la dependencia justo en el momento en que se realizaba el cambio de turno, lo que desató un enfrentamiento con los uniformados, informaron autoridades locales.

 "Tenemos tres elementos caídos y un lesionado, el cual está en el hospital regional, estable", dijo Mauricio García, director de la policía local, quien también aseveró que los policías fallecidos no habían recibido amenazas previas.

En el lugar fueron abatidos tres policías, entre ellos una mujer; uno más resultó lesionado y cinco personas fueron privadas de su libertad, entre ellas un juez calificador y una mujer policía.

Además de cinco patrullas y la fachada de la comandancia resultaron con impactos de arma de grueso calibre.

Mauricio García agregó que las autoridades locales pidieron el apoyo de la fiscalía y la policía estatal así como del ejército para resguardar el municipio.

Cabe señalar que a través de varios videos, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se adjudicó el ataque.