De continuar con las tendencias actuales de explotación y consumo de recursos naturales, en 10 años México podría aumentar de uno a medio grado la temperatura en gran parte de su territorio, lo que traería consecuencias graves en materia de agua, advirtió el titular de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo.

Al inaugurar la Reunión Regional de Expertos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para Hacer Frente a las Pérdidas y los Daños Asociados a los Efectos Adversos del Cambio Climático, el funcionario federal advirtió que en 70 años la temperatura podría aumentar de cuatro a cuatro grados y medio, lo que afectaría severamente al país.

Luege Tamargo señaló que, con base en un mapeo de zonas vulnerables respecto al agua, elaborado a la par con el INEGI, se revela que el noroeste de país se encontraría en foco rojo de sufrir sequías màs pronunciadas y extremas de no cambiar los patrones de conducta.

En cuanto a inundaciones expresó que el mayor riesgo se localiza en el centro del país, así como en el suroeste, en particular Villahermosa, Tabasco.

apr