El presidente Andrés Manuel  López Obrador estimó que cámaras empresariales emprenderán una campaña para calificar como terrorismo fiscal las reformas que tipifican como delincuencia organizada la compra-venta de facturas falsas y la defraudación fiscal.

“Con esto quieren equiparar terrorismo fiscal, y va a haber campaña”, dijo en Palacio Nacional durante su conferencia matutina, donde reiteró a la iniciativa privada y empresarios que no tienen nada que temer si no cometen actos fuera de la ley.

López Obrador estimó que la campaña que emprenderán las cúpulas empresariales en contra la facturación falsa, será similar a la que, según el mandatario, hicieron las farmacéuticas para obligar a su gobierno a adquirir medicamentos al costo que deseaban.

 

“Están también sobre dimensionando el tema, están queriendo llevar las cosas a que es terrorismo fiscal: ¡Ay, qué miedo! El que nada debe, nada teme”, planteó.

Luego de que empresarios anunciaron que interpondrán amparos contra las reformas aprobadas en materia de comprobación fiscal, el presidente López Obrador dijo que los empresarios están en su derecho, aunque les recomendó no dejarse llevar por sus líderes.

“Están en su derecho, pero yo les recomendaría que lo piensen bien y que consulten a los empresarios, porque a lo mejor este es un asunto nada más de los dirigentes y a veces son visiones distintas. La mayoría de los empresarios de México quiere que no haya corrupción, la mayoría de los empresarios de México está harto de la corrupción, el sector empresarial está harto de la corrupción. Me consta eso", aseguró López Obrador.

 

“Pero hay dirigentes que siempre se han prestado al juego de la corrupción y no les gusta que se den los cambios o tienen intereses políticos, pertenecen a partidos políticos. Entonces, tienen una doble chaqueta, por un lado, líder empresarial, por el otro lado, líder partidista”, dijo.

El mandatario federal se preguntó si es correcto que se fabriquen facturas y que no se castigue a los evasores fiscales.

[email protected]