Cartagena de Indias, Col. Empresarios de América Latina alertaron que la inseguridad frena las inversiones en la región, por lo que se debe abatir antes de que se deteriore la confianza.

En el marco de la Cumbre Empresarial de las Américas, el columnista y experto en economía internacional, Moisés Naím, dijo que la inseguridad propicia que la inversión y el comercio disminuyan y un ejemplo se vio en Colombia, que demostró que al ganar un poco la batalla a la inseguridad, mejoró su economía .

El lavado de dinero es un tema gravísimo que afecta a las empresas y que afecta a todo el mundo , dijo a El Economista el miembro del Foro Económico Mundial.

El salvadoreño Ricardo Morán, integrante del Consejo Empresarial de América Latina, expuso que al inversionista le preocupa y le afecta la inseguridad, porque se pierde la confianza.

El lavado de dinero en América Latina, comentó, ha distorsionado el precio real de los productos. Se sube el precio de las cosas y esto distorsiona el valor real de los productos. A los banqueros, por ejemplo, el lavado de dinero les ha afectado sus ganancias y su imagen , dijo.

William Vélez, directivo del Grupo Ethuss, detalló que el flujo de dinero ilícito es un punto crítico para el desarrollo porque la gente empieza a ganar la plata fácil . Nosotros tuvimos una época muy crítica por los grupos de mafiosos muy poderosos. A todos los inversionistas les daba, primero, temor de invertir en Colombia y, segundo, cuando salíamos al exterior, la gente estaba prevenida contra los empresarios colombianos .

Henry Kronfle, presidente de los industriales de América Latina, expuso que la inseguridad es grave, pues no se puede separar de la competitividad sostenible. El inversionista, cuando ve que hay alto grado de inseguridad, no invierte. Las inversiones no vienen a los países de América Latina por un decreto, vienen por confianza y lo primero que sale de un país por la inseguridad es el dinero y lo primero que se ve afectado es el empleo, la gobernabilidad e inclusive, la democracia , opinó.

José Rivadeneyra, director general del grupo de RFS Constructora, de Ecuador, relató que en su país el índice de inversión extranjera es igual que años anteriores pero no hay nuevas inversiones.

[email protected]