El presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, criticó que la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, inicie sin los permisos básicos.

“(…) Además del inconveniente para México, dicha obra no cuenta con los permisos básicos para iniciarse”, refirió a través de su cuenta de Twitter.

El proyecto de infraestructura energética comenzaría este domingo 2 de junio, empero, aún sigue sin darse a conocer el estudio de impacto ambiental, coincidió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su análisis semanal, el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que tampoco se tiene el análisis del costo-beneficio al que obliga la Ley de responsabilidad hacendaria y presupuesto.

Ello, como ocurrió con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), inquieta aún más a los empresarios, porque las decisiones de política del actual gobierno no generan incentivos adecuados para la inversión, apuntó.

De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), la nueva refinería producirá 340,000 barriles diarios, 170,000 de gasolina y 120,000 de diésel. Se espera que quede concluida en mayo de 2022, con una inversión aproximada de 160,000 millones de pesos.