Los presidenciables andan en campaña. Este fin de semana, Marcelo Ebrard y Enrique Peña Nieto viajaron a Oaxaca e Hidalgo, respectivamente, para apoyar a los candidatos que impulsan sus partidos para gobernar las entidades.

A ocho días de iniciada su campaña, Gabino Cué recibió refuerzos y Marcelo Ebrard lo acompañó por los municipios de Tehuantepec, Huatulco y Asunción Ixtaltepec.

Ebrard Casaubon presumió los programas sociales que se aplican en el DF y que benefician a adultos mayores, madres solteras, jóvenes y niños.

Dijo que las encuestas favorecen a Cué, el abanderado de la alianza PAN-PRD-PT y Convergencia, por lo que ya están bien preocupados aquellos del otro lado, ya andan repartiendo despensas, cemento, bueno de todo , aseguró en referencia al PRI. Por eso llamó a los oaxaqueños a cuidar los votos para que no pase lo que hace seis años. Esta vez sí vamos a ganar , destacó.

Además de apoyar al candidato de la coalición Unidos por la paz y el progreso, a quien calificó como una gente muy destacada , Ebrard aprovechó para reiterar su intención de contender en el 2012 por la Presidencia.

Enseñan el músculo priísta

Mientras, en Hidalgo, el PRI comenzó a dar muestras de su poder de movilización. Tan sólo en la toma de protesta como candidato a la gubernatura a Francisco Olvera lo cobijaron nueve gobernadores, entre ellos Enrique Peña Nieto.

Vamos a ganar (en la entidad) porque el PRI es la fuerza mejor organizada , refrendó la lideresa nacional del instituto político, Beatriz Paredes. Además descartó que las acusaciones constantes contra abanderados priístas en los estados, donde se renovarán gubernaturas, les afecten políticamente. Dijo que lo único que se daña con la guerra sucia implementada en la mayoría de los estados, en donde habrá comicios el 4 de julio, es la política.

La toma de protesta fue todo un espectáculo. Francisco Olvera, entró a la Plaza de Toros Vicente Segura con la melodía Eye of the tiger de la película de Rocky y lo despidió We are the champions . La movilización de estructuras partidistas fue notoria. La Plaza de Toros fue insuficiente. Olvera garantizó ser la mejor opción, por encima de Xóchitl Gálvez, candidata del PRD-PAN.

polí[email protected]