El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso al Senado de la República a los abogados Loretta Ortiz Ahlf, Celia Maya García y Juan Luis González Alcántara Carrancá, como posibles sustitutos del ministro José Ramón Cossío Díaz, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El primer mandatario no desconoció su cercanía y confianza con los integrantes de la terna; sin embargo, dijo que no les pedirá que sean serviles con él o su gobierno.

En conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, refirió que los integrantes de la terna cumplen con todos los requisitos legales.

“Yo presento una terna. Todos cumplen legalmente, les tengo confianza, por eso los estoy proponiendo. Es gente honesta. Son abogados de primer orden los tres, dos mujeres y un hombre. Y los senadores libremente van a decidir”, aseveró.

Loretta Ortiz fue diputada federal por el PT en el 2012 y colaboró con el equipo de transición de Obrador en los foros de escucha de pacificación. Celia Maya fue Magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Querétaro, y fue en el 2012 candidata al Senado de la República por el Movimiento Progresista (PT, PRD y Movimiento Ciudadano). En el caso del abogado Juan Luis González Alcántara Carrancá, fue presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México en el tiempo en que López Obrador fue jefe de Gobierno.

“Yo lo que pienso es que deben ser mujeres y hombres íntegros, verdaderos jueces que actúen con absoluta libertad, que no acepten consigna de nadie, que no sean serviles, que no sean sumisos, que no estén al servicio de grupos de intereses creados, que sean honestos y que apliquen, en este caso sí, el criterio de los liberales del siglo XIX, fue el periodo de la República restaurada”, comentó.

Argumentó que ya no será como antes que el Ejecutivo federal tiraba “línea”, y todo el procedimiento era una faramalla y una farsa.

“En este caso, ¿cuál era la costumbre de años? Di una terna y de antemano se sabía. Porque el poder de los poderes, el Ejecutivo, daba la línea, y todo el procedimiento era una faramalla, una farsa.

“Ahora no. Ahora se envía la terna, porque es una facultad del titular del Ejecutivo, y decide libremente el Senado. La línea es que no hay línea. Y eso nunca, en los tiempos recientes, en la historia moderna, ni modo, que era distinto”, expresó.

Nombramiento del fiscal

En tanto, sobre el nombramiento del próximo fiscal general de la República, López Obrador afirmó que se apegará al procedimiento que dicte el Senado, quien deberá de emitir la convocatoria y elegir a 10 perfiles, los cuales se envían al presidente, que a su vez elegirá a tres aspirantes.

El Ejecutivo recordó que será el fiscal general quien nombre al fiscal anticorrupción y al de combate a delitos electorales.

[email protected]