El Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, presentaron hoy el Protocolo de Protección Personal para los Candidatos a la Presidencia de la República.

Navarrete afirmó que es responsabilidad del Estado mexicano garantizar un ambiente de libertad y seguridad, y crear condiciones de gobernabilidad democrática para el adecuado desarrollo del proceso electoral.

Por su parte, Córdova Vianello dijo que el INE es responsable de organizar el proceso electoral federal, “pero no somos ni pretendemos ser, como tales, los responsables de generar condiciones de seguridad. No tenemos ni un mandato constitucional para tal efecto, ni las herramientas o los conocimientos para tal efecto”.

El secretario Navarrete Prida dijo que el protocolo fue elaborado por la Comisión Nacional de Seguridad y el Estado Mayor Presidenciales, cuyos elementos se harán cargo de la seguridad de los candidatos presidenciales que así lo soliciten al INE, tal y como se ha implementado en las pasadas elecciones federales de 2006 y 2012.

De esa forma, dio, los contendientes presidenciales pueden tener la certeza de que, si así lo requieren, serán protegidos y auxiliados con total profesionalismo, ya que por más de 100 años ha acompañado y protegido la investidura presidencial.

Navarrete Prida mencionó que fue una instrucción del presidente Enrique Peña Nieto, que la Segob colabore y trabaje de manera estrecha con las autoridades electorales para que la y los contendientes, así como los ciudadanos que emitirán su voto, tengan un entorno de seguridad favorable.

En el evento también estuvieron presentes el Subjefe de Seguridad del Estado Mayor Presidencial, General Brigadier Enrique García Jaramillo, el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, y el subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos, Felipe Solís Acero.

 El Secretario de Gobernación manifestó que México cuenta con instituciones sólidas y un marco jurídico robusto para que se realicen unas elecciones ejemplares.

En ese sentido, el Instituto Nacional Electoral, dijo, es un pilar fundamental de la democracia, un órgano autónomo capaz de garantizar un proceso limpio y transparente.

La democracia, subrayó, se consolida cuando “fortalecemos cada uno de los valores que la componen” y para que así suceda, se requiere del compromiso y participación del Estado y la sociedad en su conjunto”. Es decir, “la suma de esfuerzos, como hoy lo hacemos, es el camino correcto”, enfatizó Navarrete Prida.

 

[email protected]