Semana 1

El Aventón Ciudadano

El aventón ciudadano surgió como una forma de llevar la discusión de la reforma política a las calles. Recorrer el país –de aventón en aventón y desde cuatro puntos de partida: Cancún, Quintana Roo; Comitán, Chiapas; Tijuana, Baja California y Saltillo, Coahuila hasta llegar al Distrito Federal– para platicar con los ciudadanos sobre la necesidad de transformar el sistema político mexicano. ¿Los protagonistas? Algunos miembros de Asamblea Nacional Ciudadana www.anciudadana.org

Dos preocupaciones fundamentales animan el esfuerzo del aventón: reducir el financiamiento a los partidos políticos –iniciativa llamada ¡Ya bájenle!– y abrir el sistema a la participación política desde la ciudadanía.

Antonio Martínez Velázquez, abogado, activista y editor de www.criticapura.com dice: Estamos exigiendo que se abra el sistema, una reforma política donde todos, y no unos cuantos, tengan voz en el debate. La idea del aventón representa abrir esta discusión a los ciudadanos y no a los mismos que ya la discuten desde el año 2000 sin grandes resultados.

Martínez Velázquez asegura que la respuesta de la gente en las calles fue muy sorprendente, pero que es claro que existe una desconfianza absoluta frente a la clase política. Nos decían: a ustedes les damos aventón, pero no le daríamos aventón a nuestros diputados, o decían que sí, pero que lo harían ‘para mentarles la madre’ , recuerda y se ríe el activista.

y en el Senado…

Ya en el Distrito Federal Graco Ramírez, presidente de la Comisión sobre la Reforma del Estado recibió a los miembros del aventón. Nos desanimamos, la verdad , dice Martínez Velázquez, porque básicamente nos dijo que la reforma política no saldría en este periodo de sesiones, que quizá haya un extraordinario en verano para discutirla . Además, Graco Ramírez y Pablo Gómez les dejaron claro que no hay consenso entre los partidos acerca de iniciativas para darle más poder a la ciudadanía y mucho menos, sobre el asunto de sujetar el financiamiento público de los partidos a su desempeño electoral. Eso no pasará ni soñando, nos lo dejaron muy claro , finaliza.

Esta vez los senadores frenaron la discusión de la reforma, pero eso no va a detener a los miembros del ANCA para regresar al ciudadano al centro del debate. En su próxima Convención Nacional en la ciudad de Puebla, los miembros de ANCA debatirán los siguientes pasos de su estrategia.

Estaremos pendientes.

La agenda electoral, ésa que es prioridad para los partidos políticos y en general para la clase política, es muy distinta a aquella que por todo el país impulsan diversos grupos ciudadanos. Heterogénea y por definición atomizada, no es una sino muchas y con tantos temas y estrategias, como personas que las empujan desde los más variados frentes. Esta característica hace que en más casos de los deseables, estas agendas aparezcan poco en las coberturas de los medios de comunicación tradicionales , que frecuentemente no sabemos bien dónde está la nota o por dónde entrarle al debate.

Con la idea de cambiar la forma en cómo cubrimos estos temas, en El Economista hemos decidido retratar los tópicos, propuestas, métodos y estrategias de difusión de miles de ciudadanos a lo largo del país, durante un año emblemático de la vida nacional: el año del Bicentenario. Sirva este esfuerzo para ofrecer una ventana a la diversidad y al debate de distintas ideas.

afvega@eleconomista.com.mx