En un pronunciamiento conjunto tras los comicios de ayer, los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) dijeron que las elecciones mostraron que el modelo electoral vigente funciona bien, y que el órgano electoral nacional “no está en favor o en contra de una fuerza política”.

También dijeron a candidatos y partidos que sus triunfos y derrotas deben entenderse como parte de la alternancia política.

“El modelo electoral de nuestra nación funciona y garantiza condiciones de equidad para la competencia por los poderes públicos. Nadie puede decir, sin faltar a la verdad, que los procedimientos, el personal o las autoridades electorales están a favor o en contra de una fuerza política o autoridades determinadas”, dijo el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.

En la macro sala del INE, acompañado por los otros 10 consejeros, Córdova Vianello sostuvo que “como es natural en democracia, hay ganadores y perdedores, pero, así como nadie puede decir que ganó o perdió todo, tampoco puede afirmarse que alguna fuerza política triunfó o fue derrotada para siempre”.

Argumentó que “en México, la alternancia se ha vuelto parte de la normalidad democrática y esto es posible gracias a un sistema electoral que se ha ido desarrollando y robusteciendo durante más de tres décadas y que, este 6 de junio, volvió a funcionar para darle a la ciudadanía comicios con calidad técnica, legalidad, equidad, transparencia y certeza”.

“De esta forma, la jornada electoral del 6 de junio se ha convertido ya en una experiencia más que enriquece las tres décadas de trabajo institucional de organizar elecciones limpias y libres, y representa una nueva expresión del carácter plural y diverso de nuestra nación”, resaltó.

El consejero Ciro Murayama dijo que la votación del domingo, “ayudó a conjurar el riesgo de la desaparición del INE autónomo. Se ratifica que México necesita un árbitro independiente, que no esta alineado con nadie, con ningún partido ni con el gobierno; tampoco contra el gobierno, está al servicio de la ciudadanía y puede procesar el resultado electoral, sea cual sea, eso es lo que ocurrió ayer, y eso es lo que tiene que ocurrir mañana y pasado mañana”.

La consejera Adriana Favela dijo que al concluir las campañas políticas, los partidos y candidatos han reportaron gastos por 4,748 millones de pesos de pesos, cuyos informes aún tendrán que ser fiscalizados por la Unidad técnica del INE, “para saber de verdad cuánto gastaron los partidos políticos, las coaliciones, las candidaturas en sus gastos de campaña”.  

El consejero Lorenzo Córdova resaltó que en la elección del domingo acudieron a sufragar 48 millones de mexicanos, lo que significa el 52% de las personas inscritas en el padrón y lista nominal. Indicó que se instaló en total 99.84% de las 162,570 casillas previstas, y únicamente 32 casillas no fueron instaladas, más 128 donde se suspendió la votación de manera definitiva por diversas causas.

“Ya sabíamos que la elección del día de ayer pasaría a la historia por haber consolidado los mecanismos que garantizan la paridad en todos los ámbitos de la competencia electoral, por haber garantizado candidaturas a la diversidad social que convive y se expresa en todo el país y por haber ampliado las cuotas de representación legislativa a los pueblos y comunidades indígenas. Lo sabíamos porque fueron las condiciones que, como autoridad electoral, nos toca conformar para que la sociedad se exprese libremente y las fuerzas políticas busquen el apoyo de las y los electores”, mencionó.

Explica los pasos siguientes del proceso electoral

Lorenzo Córdova explicó que concluida la jornada electoral, vendrán cuatro momentos fundamentales. El primero, este miércoles iniciarán los cómputos distritales, que concluirán a más tardar el siguiente domingo para saber qué fuerza política ganó en cada uno de los 300 distritos. El segundo, los recuentos de los votos que correspondan legalmente para garantizar certeza. El tercero será, dijo, el proceso de fiscalización de los ingresos y gastos de campaña, y verificación, por parte del INE, de que no haya rebase a los topes de gasto establecidos.

Posteriormente, añadió, vendrán los probables recursos de impugnación a los que tienen derecho todos los contendientes, y los litigios en los que la última palabra la tendrá el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que tiene la responsabilidad de calificar las elecciones.

Finalmente, indicó que ya con resultados definitivos de la elección de las 300 diputaciones de Mayoría Relativa, a finales de agosto el INE realizará la asignación de las 200 diputaciones por el principio de Representación Proporcional, con lo que quedará, en su momento, debidamente integrada la próxima legislatura de la Cámara de Diputadas y Diputados.

jorge.monroy@eleconomista.mx