El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra (PRI), y los coordinadores de los grupos parlamentarios del PAN y PRD, así como sus pares en el Senado de la República se unieron para responder a Elba Esther Gordillo las amenazas lanzadas en la víspera en contra del Congreso, de quien se declaró su enemiga, por aprobar la reforma educativa. Advirtieron que no aceptarán presiones de nadie al momento de confeccionar las reformas secundarias pendientes para esta ley ni frenará la legislación.

Hay una reforma constitucional y no le queda sino acatarla , precisó Francisco Arroyo, la ley reglamentaria, abundó, reflejará con toda puntualidad el espíritu del legislador para que los maestros sean evaluados de forma seria y profesional, y para que las plazas sean ocupadas por gente que lo merece por sus conocimientos.

Por el PAN, Luis Alberto Villarreal aseguró que su partido no dará marcha atrás a las reformas a la Constitución en el tema de educación: No aceptaremos presiones ni chantajes de nadie ni por nada .

Por su parte, el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, respondió a la lideresa del SNTE: No me pongo ese saco. Creo que nosotros legislamos lo que la sociedad mexicana quiere, es una ley que va a mejorar la calidad de los servicios educativos del país. No se va a afectar el interés de ningún maestro .

Mientras que el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, le dijo mandó decir a La Maestra: Esta época ya no es su época .

[email protected]