La Subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Sandra Denisse Herrera Flores informó que esta oficina elabora una Norma Oficial Mexicana (NOM) en torno a la explotación de la energía eólica para ajustar el proceso técnico y administrativo sin que se afecte la diversidad biológica.

El 61% de las emisiones de Gas Efecto Invernadero (GEI) provienen del sector energético y México se encuentra en treceavo lugar como país emisor a nivel mundial, informó la Secretaría.

Ante ello hizo un llamado al sector energético para orientarse hacia tecnologías que generen energía baja en carbono, así como a la producción y consumos sustentables y servicios de bajo impacto ambiental.

Con esta regla se busca que a mediano y largo plazo las industrias sean capaces de generar sus propios recursos, ello logrará que aumente su competitividad en el mercado global y logren posicionarse en un estatus relevante de la economía nacional, explicó la funcionaria federal.

De acuerdo con Herrera Flores, para lograr un desarrollo sustentable se requiere un reverdecimiento de las economías nacionales que debe partir de la reestructura y reorientación de las políticas, inversiones y gastos.

Recordó que el gobierno de México se comprometió, a través de la Estrategia Nacional de Energía al 2024, generar 35% de la electricidad con tecnologías limpias. De acuerdo a un estudio realizado por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), son Baja California Norte, Baja California Sur, Sinaloa, Veracruz, Oaxaca, Zacatecas y Quintana Roo, son las entidades con mayor potencial para instalar plantas eólicas.

Hasta el momento, México la energía eoléctrica tiene una capacidad anual de 569.32 megawatts (MW), de biogás 965 MW; minihidroeléctrica 416 MW; biomasa 459 MW, y eólica, 569.32 MW por año.

klm