El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, afirmó que al segundo debate presidencial llega muy bien, contento, preparado y con una campaña revitalizada, “y al final del día lo que queremos, que quede claro, es demostrar que somos los más chingones”.

Entrevistado durante su visita a la Universidad Autónoma de Baja California, donde se llevará a cabo este domingo el debate, señalo que confía en quede acreditado con contundencia “que tenemos claridad, que tenemos rumbo y que tenemos la posibilidad de darle al país mucho más certeza, convicción y confianza”.

En ese sentido subrayó que “el reto es transmitir claridad en las propuestas y mandar una señal de hacia dónde pensamos que el país debe de moverse en esos que son temas tan importantes”.

El aspirante presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza subrayó que es una elección en donde hay visiones del país muy diferentes en muchos temas, “pero en particular, en los temas que vamos a ver mañana”.

Meade se dijo contento de estar en Tijuana, Baja California, de estar en la Universidad y de estar, además, en un momento importante en la elección, “y muy importante, además, para discutir los temas que se van a tratar en el debate, vamos a tener la posibilidad de hablar de comercio exterior, de inversiones, de seguridad, de migración”.

En ese sentido Meade Kuribreña agregó: “yo creo que poder hacerlo aquí en este espacio, en donde además será la primera vez que tengamos la posibilidad de escuchar preguntas directamente de los ciudadanos, pues es una gran oportunidad que nos tiene entusiasmados y contentos".

abr