Donald Trump ha perdido un giro en la trama a lo largo de su incesante trolleo al presidente Enrique Peña Nieto: Durante la mayor parte de su administración, Trump se enfrentará a un jefe de Estado diferente al sur de su frontera. México celebrará elecciones en julio del 2018, y pondrá en marcha un nuevo gobierno en diciembre. El mandato del próximo presidente mexicano se extenderá hasta el 2024, garantizando al menos dos años de compromiso directo con Trump. Si Trump consigue la reelección, la relación durará seis largos años.

Y aunque Trump ha logrado dictar los términos con Peña Nieto, podría encontrarse con una sorpresa una vez que llegue el 2018.

Andrés Manuel López Obrador y Margarita Zavala, los dos principales candidatos a la presidencia mexicana, tienen una visión más clara de cómo debe llevarse a cabo la agenda bilateral.

López Obrador, quien fue candidato presidencial en el 2006 y el 2012, perdió con estrechos márgenes y cuestionó ambos resultados en vano. Sin embargo, en el 2018 finalmente parece estar a punto de ganar. Después de ver su mensaje de anticorrupción reivindicado por la larga lista de escándalos de la administración de Peña, ahora lidera en la mayoría de las encuestas. Durante la campaña presidencial en EU, López­ Obrador, que no es conocido como un internacionalista, permaneció en su mayor parte en silencio, refrenándose de cualquier golpe de pecho contra la retórica nativista de Trump. Ya no.

NOTICIA:AMLO suma operadores

Después de la reciente disputa sobre el muro fronterizo y la vergonzosa cancelación de la visita programada de Peña Nieto a Washington, López Obrador rompió su silencio e inesperadamente respaldó al maltrecho presidente de México­, un hombre que ha menospreciado y criticado desde el 2012. Durante una larga conversación en la misma y austera oficina de la Ciudad de México donde opera desde hace más de una década, López Obrador, quien a sus 63 años mantiene un cronograma exigente, a pesar de haber sobrevivido a un paro cardiaco a finales del 2013, fue más allá. Ha dejado de respetar la manera en cómo deben ser manejados los asuntos entre gobiernos y naciones , dijo López Obrador sobre Trump. Denunció el trato de Trump hacia Peña Nieto en Twitter.

Simplemente no puedo creer que el presidente de EU tuitee tales amenazas , dijo. Ven a verme, pero si no pagas por el muro, entonces no vengas. Eso suena como ‘suicídate y luego hablamos’. Nunca hemos visto algo así .

López Obrador sospecha que Trump no está a cargo de la toma de decisiones. Puede que sea un bully majadero, pero ésta es una estrategia política bien afilada, se está comportando de la forma en que se le dice que se comporte. Hay un equipo detrás de él , dijo. Cuando mencioné el nombre de Stephen K. Bannon, López Obrador asintió con la cabeza: Es una de las personas que le dice al presidente Trump qué hacer. [Trump] simplemente no se despierta y tuitea contra México… .

Sin embargo, López Obrador dice que puede convencer a Trump de sus errores. ¿La clave? Trump fallará, dijo. La gente se cansará de él, nadie quiere una confrontación permanente, simplemente no funciona . López Obrador dice que también es escéptico del proteccionismo agresivo de Trump: Los empleos no regresarán impidiendo el libre comercio con México, esa estrategia fracasará , me dijo. Una vez que Trump fracase, López Obrador piensa que el presidente de Estados Unidos volverá a sus sentidos, pronto veremos un Trump diferente .

Si es elegido en el 2018, López Obrador planea ser muy claro con Trump y su equipo: No vamos a aceptar tal acoso , dijo enfáticamente.

NOTICIA: AMLO, arriba en los escenarios electorales

No mostrará la aparente disposición de Peña Nieto a recibir a los militares de Estados Unidos: Los problemas de México no se resolverán con medidas coercitivas, en lugar de enviar armas como lo hacen, debemos hablar de desarrollo, si está tan preocupado por la inmigración, vamos a crear empleos .

Finalmente, López Obrador planea apelar directamente a la base de Trump. Ésta es una estrategia política venenosa, odiosa, xenófoba, y tenemos que luchar contra ella , dijo. Tenemos que explicarle al pueblo estadounidense que los inmigrantes no tienen la culpa de los empleos y los ingresos que han perdido (...) Confío en los estadounidenses y estoy seguro de que se darán cuenta de que no es así .

La exprimera dama Margarita Zavala es la principal candidata del PAN y parece ser el frente ideológico de López Obrador en todos menos un tema: Una feroz oposición a Trump. Hablé con Zavala en su casa al sur de la Ciudad de México­, a pocas cuadras de la escuela donde ha enseñado el sexto año de preparatoria en las últimas dos décadas. Zavala, una excongresista de 49 años, de mentalidad veloz que puede parecer vacilante durante las entrevistas, habló con fuerza contra Trump. Desde el comienzo de la campaña, nos llamó violadores y ladrones , me dijo. Eso es discurso de odio .

NOTICIA: Los presidenciales suman 19 sanciones

Zavala cree que la falta de respeto de Trump hacia México nunca debería haber sido tolerada. Me dijo que la visita de Trump a la Ciudad de México­ durante la campaña fue humillante y que le hizo muy difícil al gobierno de México recuperar un sentido de dignidad. Tenemos que exigir una respuesta clara de la administración Trump en cuanto a si quiere ser socio de México y entonces podemos actuar en consecuencia , dijo. Abogada de formación, Zavala parecía preocupada por la aparente ignorancia de Trump sobre el alcance de la relación bilateral. Trump claramente no tiene idea de las muchas cosas que compartimos en todos los ámbitos imaginables ni entiende que no les debemos nada , dijo.

Hemos sido vecinos notables . Zavala­ utilizó el Tratado de Libre Comercio (TLC) como ejemplo. No deberíamos estar hablando de renegociar o dejar el TLC , dijo. Hay muchas herramientas para evitar tal cosa, tenemos que ser creativos .

Al igual que López Obrador, Zavala dice que Trump enfrentará dificultades imprevistas. Él está peleando con todo el mundo, abriendo todos los frentes imaginables. Puede que no funcione para él , dijo. Cuando le pregunté si aceptaría la ayuda militar del gobierno de Trump, Zavala se inclinó: No hay manera de ver a las tropas estadounidenses en México. Podríamos compartir tecnología e inteligencia, porque ambos somos responsables de la lucha contra el crimen organizado, ¿Pero las tropas en nuestro país? Nunca . Si se convierte en presidenta, Zavala dice que rechazaría la idea de que México necesite algún tipo de respaldo estadounidense: Apoyo no es la palabra, el concepto es responsabilidad compartida: aquí no hay un socio superior, como él parece pensar .

Margarita Zavala planea visitar EU en los próximos meses para hablar directamente con la comunidad inmigrante y los líderes políticos locales. López Obrador emprendió una gira por cuatro ciudades estadounidenses, que arrancó en la histórica Plaza Olvera en Los Ángeles.

León Krauze es periodista mexicano.