El pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) podrá realizar sesiones no presenciales para discutir y aprobar asuntos jurisdiccionales, utilizando como herramienta principal de comunicación el correo electrónico.

Ello como parte de las medidas de prevención acordadas por el máximo tribunal electoral para evitar la propagación de la enfermedad del coronavirus Covid-19.

Las medidas de carácter extraordinario y excepcional, cuya vigencia dependerá de la situación sanitaria por la que atraviese el país, podrán modificarse o ampliarse según lo determine la Sala Superior, a partir de lo que señalen las autoridades en materia de salud.

El acuerdo general aprobado por el pleno de la Sala General, refiere el comunicado de prensa correspondiente, respalda y fortalece la decisión tomada por la presidencia del TEPJF de suspender las actividades con el fin de evitar al máximo posible la propagación del coronavirus, y por la que se suspendieron las sesiones públicas desde el pasado día 16 resolviéndose en sesión privada aquellos asuntos que marca la ley.

Las Salas Regionales y Especializada del Tribunal Electoral deben seguir los lineamientos establecidos en el acuerdo general para la discusión y resolución no presencial de los asuntos, garantizando en todo momento el acceso a la justicia y el derecho a la protección de la salud de las personas, bajo los principios constitucionales de transparencia y máxima publicidad.

Los magistrados de la Sala Superior podrán modificar el medio que se utilice para realizar las comunicaciones durante la discusión y resolución no presencial de los asuntos, con la finalidad de garantizar la discusión y análisis de los asuntos.

Según el referido acuerdo, se podrán discutir y resolver de forma no presencial los juicios que la Sala Superior considere urgentes conforme con lo dispuesto en el artículo 12 del Reglamento interno, como, por ejemplo, los vinculados a algún proceso electoral, dados los términos perentorios, o bien, que pudieran generar la posibilidad de un daño irreparable, lo cual deberá estar debidamente justificado en la sentencia.

También serán objeto de resolución aquellos asuntos que de manera fundada y motivada el pleno determine, con base en la situación sanitaria que atraviese el país; si las medidas preventivas se extienden en el tiempo, el TEPJF podrá adoptar las medidas pertinentes para la resolución de esos asuntos.

“Para llevar a cabo esta dinámica, se acordó que los proyectos correspondientes deberán circularse con la anticipación suficiente para su discusión y resolución, lo cual deberá ser conforme a la agenda que la presidencia del TEPJF, a través del titular de la Secretaría General de Acuerdos, establezca para ello.

“Todos los proyectos de resolución deberán ser acompañados por la documentación e información necesaria, a fin de que las y los magistrados cuenten con todos los elementos necesarios para su análisis y discusión’’, precisa el texto.

Los magistrados, antes y durante la discusión, podrán emitir posiciones, réplicas, objeciones y observaciones respecto de sus opiniones y votaciones a través de los documentos que serán remitidos electrónicamente o, en su caso, físicamente, respecto de lo cual la Secretaría General de Acuerdos hará de conocimiento a las demás ponencias, amplía.

En su oportunidad y sólo en el caso de los asuntos urgentes se publicará el aviso correspondiente, en el que se señalarán los expedientes que serán objeto de discusión y resolución.

Para garantizar el principio de transparencia y máxima publicidad, en la página electrónica del Tribunal Electoral se publicará el acta donde conste la deliberación, el resultado de la votación y el sentido de la resolución correspondiente y, en su caso, se informará si alguno de los asuntos fue retirado para su discusión.

El personal jurisdiccional y administrativo deberá implementar métodos de videoconferencia o trabajo remoto, y adoptar horarios flexibles bajo la supervisión y control de los servidores que para tal efecto se designen, debiendo garantizar la responsabilidad en el ejercicio de sus funciones, así como la confidencialidad, seguridad e integridad de la información que se maneje.

[email protected]