El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que su gobierno no ha sido ajeno al caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas y defendió que se ha desplegado un esfuerzo sin precedente de búsqueda y de investigación.

Afirmó que corresponderá a la Procuraduría General de la República (PGR) determinar con precisión lo ocurrido, a partir del despliegue que ha hecho el gobierno. Así, el Ejecutivo federal consideró que este momento de tragedia no puede dejarnos atrapados como país.

Peña dijo que deberá aplicarse justicia y castigo para los responsables, pero –insistió- se debe seguir caminando para asegurar que México tenga un mejor porvenir.

Tenemos que avanzar con mayor optimismo, con confianza en nosotros mismos, y seguros de que nuestro aporte, en nuestro diario quehacer, contribuye realmente a ir modelando la nación que todos queremos , aseveró Peña durante una reunión en Los Pinos con representantes de instituciones de educación superior.

Asimismo, el Mandatario dijo que si ben es digno reconocer los avances que se han registrado hasta el momento, también se sabe lo mucho que falta por hacer. Pero lo importante –prosiguió- es no quedarnos paralizados o estancados.

Antes de la intervención del Presidente, el rector de la UNAM, José Narro, señaló que no se puede permanecer indiferente ante el caso Ayotzinapa, pero tampoco –prosiguió- es posible mantener el estado de cosas que subyace a la tragedia.

Es indispensable que México cambie y debe hacerlo en los grandes ámbitos de la vida nacional , aseveró el Rector, quien dijo ser uno de los que entiende el duelo causado por el caso, pero que también piensa que la violencia no es la solución, y que la venganza es otra forma grave de injusticia. No debemos quedarnos atrapados en este triste instante de nuestra historia , pidió Narro.