México.- Durante toda la noche se extendieron los trabajos periciales que especialistas de las procuradurías General de la República (PGR) y de Justicia de Querétaro llevan a cabo en la finca del ex senador Diego Fernández de Cevallos, desaparecido desde la noche del viernes.

Autoridades de la PGR informaron que en el rancho La Cabaña, propiedad del abogado panista en el municipio de Pedro Escobedo, trabajan peritos en fotografía, criminalística, química, dactiloscopia y tránsito terrestre, entre otros.

El rancho se mantiene fuertemente resguardado por agentes de la Policía Federal y personal de la 17 Zona Militar, quienes han instalado puntos de control en los accesos e incluso hacen revisiones aleatorias a los vehículos que entran y salen de la finca.

De manera paralela, personal ministerial de la Procuraduría General de Justicia de Querétaro continúa la integración de la averiguación previa SC/31/2010 iniciada el sábado, después de que familiares del ex candidato presidencial denunciaron su desaparición.

En las próximas horas se ampliará la toma de declaración tanto al único empleado de la hacienda que se encontraba en ese sitio la noche del viernes, como con las últimas personas que tuvieron contacto con él.

Autoridades federales subrayaron que los peritos de la procuraduría estatal trabajan en la camioneta de Fernández de Cevallos, que fue descubierta abandonada en el perímetro del rancho, sobre todo para determinar si la mancha de sangre encontrada corresponde al ex senador.

Los militares intensificaron en las últimas horas un operativo de rastreo y verificación en los predios baldíos y amplias zonas rurales del municipio, con el objetivo de localizar evidencia de algún tipo. Se analiza la intervención de perros de búsqueda y rescate.

La Procuraduría General de la República reiteró que el estatus oficial de Diego Fernández de Cevallos es el de desaparecido y que cualquier modificación al respecto se dará a conocer únicamente mediante canales oficiales.