El presidente Felipe Calderón ratificó que la lucha de México no es sólo contra el narcotráfico, sino contra el crimen organizado en todas sus expresiones, que con la amenaza o la violencia pretende apoderarse de las sociedades 'y eso por supuesto, no lo vamos a permitir nunca'.

El titular del Ejecutivo subrayó que en su afán desesperado de hacer crecer su negocio, los criminales no tienen escrúpulo de colocar la droga en las escuelas, y por eso, el gobierno federal trabaja fuerte, para combatir al crimen y reducir la oferta, pero también para bajar la demanda.

Al recibir las conclusiones de los foros regionales 'Hacia un modelo integral para la prevención y atención de las adicciones', el mandatario llamó a combatir ese fenómeno, al que consideró la esclavitud del siglo XXI, y señaló que una de las mejores herramientas para hacerlo es la información.

'Si hay algo que somete la voluntad de una persona es la adicción; si hay algo que esclaviza es la adicción. Y que pena y que tristeza que esa esclavitud recaiga fundamentalmente en los jóvenes, incluso en niñas y en niños de nuestro país y del mundo', subrayó.

Calderón Hinojosa sostuvo que la adicción a las drogas deja a niños y jóvenes en manos de quien las distribuye, 'y eso significa, ni más ni menos que esa esclavitud tiene como amo a criminales, que no tienen el menor reparo en destruir a nuestras familias y al tejido de nuestra sociedad'.

Mencionó que hoy que se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la mejor manera de hacerlo es mostrando la determinación, decisión y voluntad de luchar contra esos flagelos.

En la última Encuesta Nacional de Adicciones, refirió, se señala que el consumo de marihuana entre la población pasó de 3.5% en 2002, a 4.2% en 2008, lo que significa que hubo casi un millón de nuevos consumidores.

En tanto, el consumo de cocaína pasó de 1.2 a 2.4% en ese mismo periodo, lo cual indica que se duplicó, y hubo un millón 350,000 nuevos consumidores en el país, fundamentalmente jóvenes de 14 a 21 años.

Resaltó que de ese tamaño es el problema y señaló que a través de la prevención y el tratamiento de las adicciones es como se puede reducir.

Calderón mencionó que a través de esos centros se ha atendido a más de cuatro millones de personas en dos años, y se han aplicado 770,000 pruebas de 'tamizaje', porque 'queremos identificar de manera temprana y oportuna a los jóvenes que tienen el riesgo de desarrollar problemas de adicciones'.

Añadió que también se presentó la Campaña Nacional de Información por una Nueva Vida, que impulsó su esposa Margarita Zavala, con el propósito de informar a la población en general sobre los peligros del consumo de drogas y disminuir su demanda.

/doch