La candidata del Frente por Puebla a la gubernatura, Martha Erika Alonso, aseveró que ella no representa la continuidad de su esposo y exgobernador, Rafael Moreno Valle, y aseguró que nadie le ha heredado ningún capital polí tico.

La también expresidenta del DIF estatal ha manifestado en diversas ocasiones que ella trabajó para construir su propio ca pital, por lo que dura nte la campaña no recurrirá a promocionar los logros de su esposo al frente del gobierno de Puebla para sacar ventaja política.

“Yo soy Martha Erika Alonso, como Martha Erika Alonso estoy contendiendo y como Martha Erika Alonso Hidalgo apareceré en la boleta y así me mantendré, yo estoy convencida de que el capital político no se hereda, se trabaja, y yo lo he trabajado durante muchísimos años”.

En redes sociales y en la toma de protesta como candidata del Frente por Puebla planteó que buscará encabezar una campaña sin descalificaciones contra sus adversarios, en la que privilegie las ideas y propuestas para resolver los problemas del estado; sin embargo, dijo, si la atacan, no se quedará con los brazos cruzados. 

“Espero que sea una contienda de altura, por mi parte me voy a conducir a través de la propuesta, no de la descalificación, pero si me atacan me voy a defender”.

 

Iré sólo a debates oficiales

Luego de que el abanderado de Morena a la gubernatura de Puebla, Luis Miguel Barbosa, retara a debatir a sus contendientes políticos, Martha Erika Alonso aseguró que ella sí debatirá pero sólo en los ejercicios organizados por el Instituto Electoral del Estado de Puebla.

La ley, planteó, te obliga a ir al debate que organiza el instituto electoral y como tal estaremos cumpliendo con esa obligación como candidata. No tengo en mente participar en ningún otro tipo de debate, lo valoraría, (pero) hoy por hoy no tenemos nada sobre la mesa.

A la invitación de Barbosa Huerta, la abanderada del Frente por Puebla respondió que la gubernatura no se ganará en los debates, pues para ello se necesita recorrer las calles del estado, escuchar a los ciudadanos, y generar propuestas de cómo resolver sus problemas.

Aunque algunas encuestas la ubican como la mejor posicionada entre la intención del voto rumbo a la elección del próximo 1 de julio. Alonso Hidalgo enfatizó que esas mediciones no le preocupan ni la distraen, pues hoy está enfocada en estar cerca de los ciudadanos.

 “No me voy a distraer con las encuestas, no voy estar atenta ni preocupada si hoy estos dos, tres o cinco puntos arriba que mis rivales, si ya subí o bajé, voy estar concentrada al 100% en trabajar”.

 

Soy su esposa, pero también tengo nombre

La abandera frentista, quien hasta hace unas semanas se promovía en redes sociales como Martha Erika Alonso de Moreno Valle, ha señalado en diversos momentos que está muy orgullosa del gobierno de su esposo y no le pesa ser su esposa, sin embargo, lo que sí pesa es que siempre se refieran a ella como la esposa de y no se reconozca que también cuenta con una trayectoria política independiente.

Dijo que utilizaba el apellido de casada porque acompañaba a Rafael Moreno Valle en el ejercicio de su gobierno, pero ahora la que está compitiendo por la gubernatura es ella, por lo que en la boleta figurará sólo como Martha Erika Alonso Hidalgo. En ese sentido,  manifestó su intención de ser la primera gobernadora de Puebla y “ la primera gobernadora del PAN en el país”.

[email protected]