A solicitud de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México y con base en la peligrosidad que significa tener como interno a José María Guizar Valencia el Z-43 en el reclusorio Oriente, el gobierno federal trasladó al líder del cártel de Los Zetas al Centro Federal de Readaptación Social Número 1 Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

El Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social del gobierno federal, instrumentó el operativo correspondiente con respaldo de elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) y Policía Federal para su traslado, el cual se concretó, donde habrá de esperar el juicio de extradición al que se encuentra sujeto a petición de la justicia de Estados Unidos.

La PGR cumplimentó el lunes pasado la orden de aprehensión con fines de extradición contra Guizar Valencia, quien  fue detenido la semana pasada en la colonia Roma en la capital del país, razón por la cual se activó la petición de la Corte Federal de Distrito Este de Texas, que lo requiere por el delito de asociación delictuosa e involucrarse en una empresa criminal.

La justicia de Estados Unidos además lo solicita por su presunta participación en la comisión de otros delitos como asociación delictuosa para exportar ilegalmente armas de fuego y lavado de dinero.

El Z-43 era considerado por autoridades federales como uno de los objetivos prioritarios para ser capturado debido a su peligrosidad y lo que representaba como factor de violencia en diversos estados del país.