El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) fue una pieza fundamental, no sólo en torno a la estrategia de construcción del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sino del Estado mexicano en los gobiernos priistas, consideró el politólogo Gustavo López Montiel.

En entrevista, el catedrático de Ciencia Política en la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, región Ciudad de México, explicó que, en el régimen surgido del PRI, Pemex se configuró, no solamente como una empresa, sino como el ente que aportaba la mayor parte de los ingresos al gobierno.

Durante los gobiernos priistas el peso político del sindicato petrolero se explica no sólo por el número de sindicalizados que tenía, sino por sus contribuciones económicas al partido. Eso explica la forma en que se distribuyeron recursos al sindicato a lo largo del tiempo.

Luego, cuando el PRI perdió la presidencia de la República ante el PAN, añadió, el sindicato aportaba estabilidad al régimen.

En ese sentido, recordó que en algún momento, en el gobierno del presidente Vicente Fox, se planteó incluso la renovación, por la fuerza, de la dirigencia, pero el sindicato reacción con una amenaza de un paro de la fuerza laboral de Pemex y sus dirigentes fueron lo suficientemente hábiles como para obligar al gobierno a echarse para atrás en términos de la estrategia que se había planteado en ese momento.

En ese episodio de la historia reciente del país, recalcó, el sindicato no le aportaba votos al régimen (panista), pero sí le apostaba estabilidad y por eso era valioso.

Sin embargo, opinó que en ese momento lo que hubo fue un mal cálculo del gobierno porque bien pudo haber forzado la renuncia de Romero Deschamps, pero la misma condición de Pemex que ahora se explica por la corrupción interna, por un lado y por el otro por la necesidad también de recursos que tenía el gobierno, lógicamente eso generó que no se avanzara en esa intención.

Es por ello que se puede afirmar que el sindicato fue fundamental tanto para garantizar la estabilidad dentro de la estructura de energía, como en el contexto de los conflictos que el propio gobierno enfrentaba.

López Montiel mencionó que, en los últimos años, la disminución de la relevancia de Pemex como empresa (no del petróleo) en el contexto de los recursos que se aportaban al país, así como la corrupción en torno al sindicato generó un cambio en la forma en que el sindicato influía en el escenario político nacional.

Por esa razón disminuyó la capacidad del sindicato de incidir en el reparto de las candidaturas a puestos de elección popular en el PRI y prácticamente sólo le daban las necesarias para proteger a ciertos líderes sindicales y no se le asignaba un numero como parte importante de un sector del partido.

Para AMLO es relevante alinear al sindicato a la nueva política de Pemex

El doctor en Ciencia Política indicó que para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es relevante la salida de Romero Deschamps de la dirigencia nacional del sindicato de Pemex porque en la estrategia que está desarrollando en torno a la paraestatal resulta necesario alinear a la representación sindical.

Destacó que la dirigencia de Romero Deschamps ha sido fuertemente criticada, principalmente por actos de corrupción, y no está en línea con la estrategia que el gobierno ha trazado para Pemex, ni con la imagen que López Obrador quiere proyectar de su administración.

Por ello presionó desde hace varios meses para conseguir la renuncia del exsenador de la República de la secretaría general del STPRM.

Tanto los intereses del líder petrolero, como su imagen pública fueron las principales causas por las cuales no pudo establecer una relación con el nuevo gobierno federal, que le permitiera mantenerse al frente del sindicato. “Una imagen de corrupción no podría acompañar a una imagen de limpieza  y  no corrupción que quiere proyectar el gobierno”, dijo.

En su opinión, no es únicamente que el presidente haya dicho que es mejor que renuncie Romero Deschamps para enfrentar acusaciones si tiene, sino  que en el sentido en cómo se ha venido armando el resto de las salidas de  altos funcionarios en diversos poderes, me parece que Romero Deschamps también ha  sido investigado  y se forzó su renuncia.

[email protected]