El vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Enrique Jackson, reconoció que la campaña presidencial de su partido ya está pagando los costos de los casos de corrupción que se han revelado por parte de sus ex gobernadores y funcionarios.

“Ya nos ha afectado por muchos meses, yo diría que hasta años en algunos casos, los escándalos de quienes han incurrido en casos de corrupción y todos los señalamientos que hay”, admitió.

Entrevistado previo a la sesión de pleno de este martes, el legislador aseveró que el reto de la campaña presidencial del PRI es convencer al electorado de que su partido ha aprendido de los errores, y de que está dispuesto a compartir esos y todos los casos de corrupción al interior, de lo cual no es responsable, dijo, el candidato José Antonio Meade.

“Y ese es un costo que estamos pagando, por supuesto, y tenemos que convencer a los electores de que eso es un asunto que hemos asumido, el PRI lo ha denunciado, se he han hecho procesos y están bajo proceso la mayoría de los señalados o casi todos y además eso no tienen que ver con Meade”, aseveró.

“No estamos hoy eligiendo candidato, se trata de elegir al próximo Presidente de la República y el mejor capacitado, el mejor preparado, el mejor hombre para ser presidente de este país es José Antonio Meade, no tienen nada que ver con los escándalos, esos los asume el partido”, añadió.

Enrique Jackson afirmó que el candidato presidencial de Morena, PT y PES, Andrés Manuel López Obrador, representa un proyecto del pasado, además de que parece más cómico -dijo- que político.

“¿En serio queremos regresar al pasado a alguien que nos ofrece que el futuro es regresar al pasado? Es lo que ofrece el señor López, el futuro de todos es regresar al pasado o alguien como José Antonio Meade que realmente tienen un proyecto de país para que pueda ser el país de año 2040, 2050.

“Ahora (López Obrador) sale con ocurrencias, ya se volvió medio cómico también, esa es una faceta que no le conocíamos, de todo hace chistes, porque no tiene ideas, no tiene argumentos, así que, no tiene mayor relevancia lo que haya dicho”, aseveró Jackson.

El diputado celebró la defensa que hizo el empresario Carlos Slim de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, y criticó la insistencia del candidato de Morena, de cancelar dicha obra.

“Son dos puntos de vista muy claros, abiertamente opuestos, me parece que la opinión del ingeniero Slim es la voz de miles y miles de los que pensamos que es un desatino y que es absolutamente un despropósito cancelar el proyecto del aeropuerto Eso es, quizá, la coincidencia fundamental que tenemos con el ingeniero Slim”, comentó.

Finalmente, cuestionado sobre que López Obrador aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó a Slim salir a defender el proyecto, el diputado Jackson afirmó: “eso es lo que ha hecho durante los últimos 15 años el señor López Obrador, echarle la culpa a otros y tiene sus clientes favoritos. Me parece que eso no es ninguna novedad, pero habla de lo superficial que es, de los pocos argumentos y de razones que casi nunca las tiene”.

jmonroy@eleconomista.com.mx