En el análisis del VI y último Informe de Gobierno del presidente Felipe Calderón en materia de política interior y social por parte de la Cámara de Diputados, el PRI fue implacable: El Estado que guarda la nación no es satisfactorio , resumió Alberto Curi Naime desde la tribuna.

Aun cuando en diversos rubros de la política interior se expresan logros y avances, dijo, éstos pierden su peso relativo frente al estancamiento, los retrocesos y las omisiones que refleja la actual realidad de México.

La debilidad del Estado mexicano frente al embate del crimen en todas sus expresiones fue manifiesta: la inseguridad, la deficiente procuración de justicia, la desigualdad, la corrupción y la impunidad se erigieron como los problemas más graves del país, poniendo en riesgo, incluso, nuestra propia gobernabilidad.... En estos seis años no tuvimos un gobierno funcional y moderno, sino uno obeso, sin rumbo y con escasos resultados .

Por el PRD, Marcos Medina afirmó que Calderón culmina su sexenio con una evaluación ciudadana negativa, puesto que menos de 30% de la población aprueba su gestión en lo general.

Como parte de su raquítico legado político debe sumarse la fallida política laboral del mal llamado Presidente del empleo, que inició con una derechista reforma laboral que fue frustrada, y habrá de terminar de la misma manera , auguró.

Última en el uso de la tribuna, Eufrosina Cruz (PAN) defendió la labor del Mandatario mexicano en el último tramo de su administración y devolvió el golpe.

Más allá de juicios sumarios o afanes tremendistas, de criterios políticos o banderas ideológicas, es preciso recordar que en ésta, como en muchas otras tareas, el compromiso es de todos, de la sociedad y el gobierno. Y como gobierno no sólo le compete al Poder Ejecutivo federal, sino que también al estatal y a los municipales .

Y se siguió de largo: Qué grave e irresponsable es juzgar una gestión pública sólo por aquello que ha quedado pendiente por realizar y no por aquello, por lo mucho que se ha logrado y que a final de cuentas es fruto del esfuerzo de todos los mexicanos .

Fue una sesión ordinaria larga y tediosa para un ejercicio inútil ya, a decir de los propios oradores.

rramos@eleconomista.com.mx