Priístas y panistas protagonizaron un ríspido debate durante el arranque de la sesión ordinaria del pleno de la Cámara de Diputados, sobre el trámite legislativo para desahogar la minuta de reforma laboral, modificada por el Senado.

Dictada la orden de enviar la minuta a la Comisión del Trabajo y Previsión Social por parte de Francisco Arroyo Vieyra, Juan Bueno Torio (PAN) se levantó de su curul y pidió que el pleno cameral discuta el tema a más tardar hoy, por tratarse de una iniciativa del Ejecutivo federal con carácter preferente. Yo le quiero solicitar de la manera más atenta, que se pueda discutir esta minuta en sus términos el día de mañana (hoy), en el pleno de la Cámara de Diputados, en virtud de que lo que estará a discusión, son únicamente ocho artículos , expresó el panista veracruzano.

El priísta Héctor Gutiérrez explicó que el propio presidente del Senado, Ernesto Cordero (PAN), pidió a la Cámara Baja seguir el trámite ordinario establecido en el Artículo 72, inciso E, de la Constitución, que precisa turnar las minutas a comisiones. Bueno Torio insistió en que si no se discute la minuta hoy, en la sesión del próximo martes se deberá someter a discusión del pleno la iniciativa de reforma laboral tal cual la envió el presidente Calderón, pero al ver que sus puntos de vista no convencían a los priístas retó a debatir el tema en el instante. Tampoco tuvo eco su lance.

Tras escuchar que Francisco Arroyo Vieyra, presidente en turno de la Mesa Directiva, ratificó que la minuta se turnaba a la comisión del ramo para su dictaminación, Ricardo Anaya Cortés (PAN) dijo a la asamblea que su partido ya había solicitado de manera formal a la Junta de Coordinación Política que la minuta se vote en sus términos.

Pues esperaremos la comunicación correspondiente , devolvió el priísta Arroyo Vieyra y dio por terminada la discusión.

rramos@eleconomista.com.mx