El PRI aprobó la suspensión de los derechos como militante del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, mientras se determina su situación jurídica.

El 23 de mayo, el partido informó que ante la acusación civil presentada por la Fiscalía de Texas, Pedro Joaquín Coldwell, líder nacional, solicitó a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria que suspendiera la militancia de Yarrington.

El fin de semana, se informó que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, que preside Homero Díaz Rodríguez, aprobó la suspensión. Al conocer de la petición del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria la acordó de conformidad y ordenó darle el trámite estatutario procedente, por lo que Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba quedó suspendido en sus derechos de militante en tanto se determina su situación legal , decía el comunicado.

Se recuerda, además, que Coldwell exhortó a Yarrington a colaborar con las autoridades.

Cabe recordar que cualquier determinación partidista puede ser impugnada por un militante ante el Tribunal Electoral Federal.

ROMPER CON EL PASADO

El viernes, en la trigésima sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del PRI, Enrique Peña Nieto advirtió que había llegado la hora de romper con el pasado , de superar viejos paradigmas y plantearse nuevas formas de hacer las cosas.

Puntualizó que en México no tendrán cabida la corrupción ni el encubrimiento y mucho menos la impunidad.