Los descalabros sufridos ayer por el Partido Acción Nacional (PAN), que implican no sólo haber perdido la Presidencia de la República, fueron producto del desgaste de su imagen, el descontento de los mexicanos por la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa y las malas decisiones tomadas durante la contienda electoral; por lo tanto, tendrá que analizar y aprender de sus errores con miras a renovar su estructura partidista, coincidieron expertos en análisis político.

De acuerdo con Víctor Manuel Reynoso Angulo, profesor-investigador de la Universidad de las Américas, a partir de los resultados de la elección federal del 2009, donde el PRI obtuvo 43% de las votaciones para diputados federales, se advirtió un debilitamiento como fuerza política.

Explicó que aunque los gobiernos panistas no han sido desastrosos, su imagen ya no les alcanzó para ganar la Presidencia por tercera ocasión.

Rubén Aguilar, exvocero presidencial en la administración de Vicente Fox, refirió que el discurso de la candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, comparado con el de sus adversarios, estuvo rezagado de la realidad del país al ser conservador y no convocar a la ciudadanía.

Agregó que otro desacierto de la exsecretaria de Educación fue rodearse de un equipo amateur cuyo su coordinador general de campaña, Roberto Gil Zuarth, no tenía experiencia, pero sí un puesto asegurado en el Senado de la República, por la vía plurinominal.

Los expertos coincidieron en que la alternancia es normal en toda democracia y no hay que rasgarse las vestiduras cuando cambia el partido en el poder. Por lo tanto, en la jornada electoral de ayer el mensaje de los mexicanos para Acción Nacional fue no te quiero en la Presidencia, no te quiero en Jalisco, no te quiero en Morelos, quiero a otros .

Explicaron que si bien el fracaso no recae sólo en el presidente del PAN, Gustavo Madero, como un acto de responsabilidad, la actual dirigencia del blanquiazul debería renunciar.

Víctor Muñoz Patraca, politólogo de la UNAM, comentó: En cualquier parte del mundo occidental cuando se da una derrota de tal magnitud, el Presidente del partido renuncia, por lo que si Madero lo hace, no debe sorprender .

Por otra parte, Rubén Aguilar enfatizó que la dirigencia albiazul debe renovarse para dar paso a la refundación de Acción Nacional. Los expertos enfatizaron que aunque no es claro el futuro político-profesional de Vázquez Mota, podría aspirar a ser Diputada, Senadora e incluso formar parte del Comité Ejecutivo del PAN.

AREQUIERE CIRUGÍA MAYOR

A partir de la victoria del 2000, donde además de la Presidencia, el PAN obtuvo mayoría en el Congreso de la Unión, el organismo político vivió la mejor etapa de su historia, por lo que los resultados en el 2012 podrían considerarse preocupantes.

Rubén Aguilar comentó que desde que el PAN es considerado como una fuerza alternativa del poder, éste es el peor desempeño y los peores resultados que ha obtenido en una contienda, por lo que requiere una cirugía mayor en su estructura partidista, pues en caso contrario no tendrá condiciones de regresar al poder en las próximas cinco administraciones.

El PAN requiere actualizar su plataforma ideológica y programática, su estructura (…) tiene que profesionalizar a sus cuadros, a sus dirigentes , refirió el investigador.

Víctor Reynoso destacó: El PAN tendrá que mejorar su narrativa para proyectar cuáles son los logros que ha aportado al país y prepararse para los próximos comicios del 2015, donde deberá presentar una imagen renovada para pedir el voto de los ciudadanos , como lo hizo el PRI en las elecciones del 2009, tres años después de obtener la votación más baja de su historia en una elección presidencial y convertirse en la tercera fuerza política del país.

Muñoz Patraca consideró que el PAN tiene un gran bagaje histórico, ideológico y ha acumulado suficiente experiencia en el gobierno como para recuperar posiciones ejecutivas en un futuro próximo, pero antes necesita construir una visión clara para México y deshacerse de ciertos grupos de arribistas que se han incorporado al partido para obtener posiciones sin contar con un trasfondo político.

Para Sabino Bastidas, analista político, el partido también necesita depurarse de esa derecha radical que ha querido imponer su agenda y espacio, pero que no tiene cabida en Acción Nacional.

lospoliticos@eleconomista.com.mx