Con el pasar del tiempo, se acumulan los nombramientos y al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) le faltan más piezas.

El 31 de marzo concluyó el periodo oficial en el que fueran electas dos comisionadas del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), órgano que pertenece al Comité Coordinador del SNA. El Senado no ha realizado ambos nombramientos.

Para Octavio López Presa, miembro del Comité de Participación Ciudadana del SNA, la falta de nombramientos es el principal factor para que hoy el Sistema se encuentre “estancado”.

“Nosotros lo que queremos es que se cumpla la ley, pero también que se cumplan con parámetros internacionales que se utilizan para este tipo de nombramientos, lo que se llama el Parlamento Abierto (...) Mientras a los puestos lleguen personas capturadas o que ya lleguen con una línea, la corrupción va a seguir en México rampante”.

López Presa dijo que “no hay una voluntad política de avanzada”, lo que ha impedido la consolidación del Sistema.

La situación del SNA es compleja debido a los nombramientos y la forma en la que se hacen, coincidió Marco Antonio Fernández, investigador del Tecnológico de Monterrey.

“La situación es muy compleja y muy complicada (...) hay una visión de la necesidad de capturar instituciones o de hacer nombramientos en lo oscuro, ahí está el nombramiento reciente del auditor superior de la Federación, en papeleta secreta, sin haber escuchado nunca a la ciudadanía”, afirmó.

Luis Fernando Fernández, director ejecutivo de la organización civil (ONG) Nosotrxs señaló, por su parte, que el INAI no significa “un problema en realidad con relación al Sistema”, ya que el comisionado presidente está nombrado actualmente y está integrado al SNA.

“Quedan pendientes los magistrados (...) los fiscales que son de lo más relevante para el Sistema Nacional Anticorrupción. Más allá de estos nombramientos, otro tema indispensable del SNA es que empiece a funcionar, que esa maquinaria empiece su proceso, encuentre su propia dinámica entre las siete instituciones que integran al Sistema, para que el engranaje empiece a funcionar poco a poco”, opinó.

han propuesto un blindaje

El comisionado presidente del INAI, Francisco Javier Acuña, propuso, en el marco de la polémica que se suscitó al saberse que Ximena Puente salía del instituto para ocupar un escaño plurinominal del PRI, que se legislara para que los comisionados que salgan no puedan ocupar otro cargo público en un cierto tiempo.

“Veo con muy buenos ojos la propuesta de poder blindarlo; sin embargo, es algo que no tuviera que suceder una vez que se da el caso, porque ya daña la institución y daña la legitimidad de estas instituciones que tanto trabajo nos han costado crear”, refirió, en tanto, Luis Fernando Fernández, de la ONG Nosotrxs.

Mencionó que hay decisiones del instituto que han sido polémicas a los ojos de la ONG que encabeza, como que el año pasado se reconociera al PRI “como el instituto político más transparente”.

En este sentido, López Presa opinó que deberían estar a escrutinio público las resoluciones que toma el pleno del órgano nacional de transparencia.

“Hay que hacer un análisis sobre las resoluciones porque ahí efectivamente se ve qué tan independientes son los que están decidiendo (...) soy de la opinión de que hubiera un pánel de expertos que conozca la materia y que analizara los casos, digo, va a ser una opinión externa, pero vale la pena hacer esto”, afirmó.

Antonio Fernández expuso que en la actuación del INAI en términos de transparencia hay “claroscuros”, ya que ha habido casos en los que hay “un sector de los comisionados” que se ha resistido a generar decisiones para que la transparencia se aplique de manera proactiva.