A 11 meses de su captura en Mazatlán, Sinaloa, la defensa de Joaquín El Chapo Guzmán interpuso un recurso de amparo para evitar la extracción a Estados Unidos, cuya solicitud espera el gobierno de México.

La defensa del otrora líder del Cártel del Pacífico consideró que trasladarlo ante la justicia de aquel país violaría sus derechos constitucionales.

Se argumentó que llevarlo ante cortes estadounidenses, que buscan enjuiciarlo por delitos de narcotráfico, va en contra de sus garantías individuales establecidas en los artículos 1, 14, 16, 17, 18 y 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El amparo fue interpuesto primero ante el juez decimosexto de Distrito en Materia Administrativa en el DF, quien declinó competencia y lo remitió al juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal, con el expediente 59/2015.

La solicitud de protección de la justicia federal mexicana fue hecha el miércoles por Andrés Granados Flores a nombre de Guzmán Loera y contra actos de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Cabe destacar que la semana pasada, el titular de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam, informó que el gobierno mexicano tiene conocimiento de que en breve su contraparte de Estados Unidos presentará formalmente a México la solicitud de extradición de Guzmán Loera, actualmente preso en el penal del Altiplano en el Estado de México.

De acuerdo con Murillo, el gobierno mexicano decidirá, cuando se presente esa solicitud, si concede o no la extradición, cuya decisión recaerá en el gabinete de seguridad federal y el presidente Enrique Peña Nieto.

El 23 de febrero del 2014, recostado en una habitación de un departamento en Mazatlán, Sinaloa, el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán fue recapturado por elementos de la Marina a las 6:40 de la mañana de ese día.

Un cable de la agencia Associated Press que citaba fuentes de altos funcionarios de Estados Unidos anunciaba la recaptura de Guzmán.

Para entonces, los peritos de la PGR realizaban múltiples pruebas de identidad al detenido a las 6:40 de la mañana en el complejo Miramar de Mazatlán, Sinaloa.

Transcurrió poco más de tres horas hasta que el presidente Enrique Peña Nieto, después de la 1 de la tarde, confirmara: Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán .

jmonroy@eleconomista.com.mx