Las próximas elecciones estarán corrompidas por grupos organizados de delincuencia refirió el director del Consejo de Analistas Católicos de México, Carlos Montiel y detalló que en los comicios de 2010 y 2012 la democracia será idealista e irreal, pues se ha demostrado que quienes eligen el triunfo de un candidato no son los ciudadanos sino los intereses de grupos ocultos.

Mediante un pronunciamiento a través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame) Carlos Montiel expresó que la actividad del crimen organizado ha penetrado y dañado a las escuelas, plazas públicas, carreteras, circuitos, avenidas, centros de rehabilitación, mandos militares y policiacos, a funcionarios públicos e Iglesias.

Expresó que no existe fuerza de seguridad nacional e internacional que haya logrado erradicar a un cártel u organización criminal quienes poseen un amplio poderío económico, militar y político.

Sostuvo que previo al sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa los narcotraficantes empleaban su fuerza económica y armamentista de manera silenciosa para amedrentar, abusar, corromper y extorsionar a empresarios, partidos e instituciones políticas, destacó que este modus operandi ha mejorado a la fecha y que hoy emplean estrategias de comunicación en la que se emite el mensaje de que eliminarán a quien se atraviese en su camino.

El poderío económico, político y militar que poseen las mafias de las drogas y el crimen organizado, destruirá a la célula familiar, afirmó el director del Consejo. Y es que, en opinión del dirigente de Analistas Católicos de México, estos criminales han emprendido la eliminación del componente social al corromper a la juventud.

Acusó al esoterismo, neopaganismo, ocultismo, brujería, magia, hechicería y el culto a la Santa muerte de promover la forma de proceder del crimen organizo con respecto a destruir al prójimo y por consiguiente a la sociedad .

apr