Durante el 2011, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio trámite a 182 expedientes de personas reportadas como desaparecidas, lo que generó la preocupación del presidente Felipe Calderón.

No puedo más que exhortar a los gobernadores y al Jefe de Gobierno para que aceleremos el paso, de manera que construyamos una base de datos creíble de personas no localizadas que pueda estar lista en el primer trimestre o en el segundo trimestre de este año , dijo.

Al recibir el informe de actividades de la CNDH 2011, el Jefe del Ejecutivo federal recordó que en diciembre del año pasado pidió un registro de personas no localizadas, debido a lo preocupante del problema.

Destacó que el 18 de enero, la Procuraduría General de la República solicitó a todos los gobernadores y al Jefe de Gobierno del Distrito Federal información sobre el estado que guarda la construcción de este registro en cada entidad.

Raúl Plascencia, titular de la CNDH, expuso que el número de expedientes por desaparecidos implicó el año pasado 500 trabajos de campo por parte de la Comisión y 31,000 solicitudes de información a diversas autoridades para conocer el paradero de las personas.

Informó que la sociedad vivió momentos difíciles en materia de derechos humanos durante el periodo citado, debido a la problemática derivada de la lucha contra la delincuencia organizada y la situación de vulnerabilidad que padecieron diversos grupos sociales.

Dichas circunstancias, entre otras, se tradujeron en un considerable aumento en el número de quejas recibidas en este organismo nacional en contra de los servidores públicos de los tres ámbitos de gobierno. Durante este periodo, se recibieron un total de 29,439 escritos de queja , agregó.

Comentó que durante los enfrentamientos entre miembros del crimen organizado y fuerzas de seguridad pública, perdieron la vida 43 personas ajenas a los hechos.

Durante el 2011, los periodistas y defensores civiles de derechos humanos continuaron desempeñando su labor en un ambiente adverso. En ese año se registraron 98 quejas correspondientes a agravios en contra de periodistas, lo cual representó 42% más respecto del año anterior y 59 a defensores civiles de derechos humanos con un incremento de 23% , destacó.

Desde la residencia oficial de Los Pinos y ante autoridades federales, Plascencia hizo un llamado a erradicar la impunidad y llevar a cabo acciones contundentes que garanticen las condiciones de seguridad para los defensores de derechos humanos.

Argumentó que las autoridades más señaladas como responsables de violar los derechos humanos fueron el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de la Defensa Nacional y el Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social. Las autoridades que no aceptaron las recomendaciones fueron la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Salud, la Comisión Nacional del Agua, entre otras.

El presidente Felipe Calderón recordó que los criminales son la principal amenaza de los mexicanos y enfatizó que las Fuerzas Armadas actúan bajo protocolos de respeto a los derechos humanos.

[email protected]