Las disputas internas en el PRI, PAN y PRD por la candidatura a la Presidencia de la República rumbo al 2012 dieron al traste con la aprobación de reformas legales de gran calado en el Congreso de la Unión.

Entre los grandes cambios que diputados federales y senadores no lograron concretar en el segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio de la LXI Legislatura, que concluyó el pasado 30 de abril, y hubo que dejar para después, destacan adecuaciones en materia laboral, política y electoral.

Las diferencias entre priístas se hicieron notorias desde que inició el año cuando los senadores, con Manlio Fabio Beltrones Rivera a la cabeza, anunciaron su determinación de impulsar la reforma fiscal y Francisco Rojas Gutiérrez fue claro al manifestarse en contra de la homologación del IVA.

El grupo parlamentario del PRI aquí en la Cámara de Diputados por el momento no está dispuesto a revisar la prohibición de imponerle a las clases más desprotegidas de nuestro país el Impuesto al Valor Agregado en alimentos o en medicinas , precisó por aquellos días el coordinador de los diputados federales del tricolor.

Y así fue, el tema hacendario no avanzó en San Lázaro, pese a que la bancada de senadores priístas formalizó su propuesta desde el pasado 10 de marzo.

Aspirante a la candidatura presidencial del PRI, Beltrones Rivera negó que su propuesta tuviera tintes electorales.

Es un año político y electoral , admitió frente a quienes le cuestionaron al respecto, pero arguyó que los cambios en materia hacendaria no podían esperar o estar sujetos a que pasen los tiempos políticos, puesto que todos los años hay elecciones.

Tras el súbito anuncio de la diputación federal del PRI de posponer la concreción de los cambios pendientes a la Ley Federal del Trabajo, cuya propuesta formal fue presentada el 10 de marzo por Tereso Medina, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Baja, cuando su discurso se había centrado en la necesidad de aprobarlos antes del pasado 30 de abril, el panista Carlos Pérez Cuevas salió a culpar al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, de frenar la reforma laboral.

¿Con qué intención? Evitar la descomposición del ambiente político en el país previo a las elecciones del 3 de julio entrante para renovar la gubernatura mexiquense, interpretó entonces el Vicecoordinador de la bancada del PAN en San Lázaro.

Para los priístas, los pleitos al interior del PAN por la candidatura presidencial, con Josefina Vázquez Mota, coordinadora de la bancada blanquiazul en la Cámara Baja, como protagonista principal, impidieron también los acuerdos legislativos.

Josefina estuvo más preocupada por ser, a como dé lugar, la candidata (presidencial) del PAN que por el trabajo de la Cámara... Quizás entre nosotros se notaron más las diferencias, pero en el PAN y en el PRD están peor. Ellos sí que están divididos... , comentó un diputado priísta de primera línea.

[email protected]