En el Estado de México, Veracruz y Baja California se reconoce un problema grave de desaparición de mujeres y, en muchos casos, las que aparecen fueron asesinadas, alertó María de la Luz Estrada Mendoza, coordinadora ejecutiva del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Durante el foro Desapariciones en México. Una Mirada desde los Derechos de la Infancia, que se llevó a cabo en el Senado de la República, Estrada Mendoza expuso que en el Estado de México es cada vez más complejo el modus operandi de quienes se llevan a las mujeres.

Precisó que del 2005 al 2014 desaparecieron en esa entidad 4,285 mujeres, de las cuales fueron encontradas 95 asesinadas y a 1,554 no las han localizado; además, el mayor número de víctimas tiene entre 15 y 17 años de edad.

En Ecatepec, Tecamac, Río de los Remedios, agregó, se han encontrado a niñas de 12 a 13 años de edad asesinadas.

Mientras que en Veracruz no hay una base de datos confiable, en Baja California no existe el término legal de desaparición, por lo que a las mujeres que no se encuentran se reconocen como secuestradas, lo que implica que no haya un protocolo inmediato de búsqueda.

Ante ello, Estrada Mendoza propuso que la nueva ley general de desaparición forzada de personas, que analiza el Senado, incluya un enfoque de género. Un protocolo especial podría evitar otros delitos, como el feminicidio o la trata de personas, dijo.

Cabe recordar que Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), precisó que del 2012 al 2014, el número de mujeres desaparecidas menores de 18 años incrementó 191%, pues pasó de 404 casos a 1,179 casos, mientras que el de los hombres creció 14 por ciento.

Expertos de la Redim, de la ONU, el Unicef y padres de las víctimas aseguraron que las primeras 24 horas de búsqueda de las víctimas son las más importantes.

Ejemplificaron que en el 2013, tan sólo 12 horas después de que se Ana Cecilia de Jesús Medina reportó la desaparición de su hija en el mercado Bicentenario de Texcoco, Estado de México, la menor de cuatro años fue encontrada en El Salvador, luego de que se activara la Alerta Amber.

tania.rosas@eleconomista.mx