El alcalde de San Pedro Totolapan (PRI) mató a balazos a un individuo e hirió a otro por haberse burlado de la histórica derrota electoral de su partido el pasado 4 de julio en el estado de Oaxaca, según reportó ayer la policía estatal.

El edil se mantiene en calidad de detenido por su presunta responsabilidad en el asesinato, en el Ministerio Público de Tlacolula.

De acuerdo con el reporte de los testigos, los hechos ocurrieron cerca de las 3 de la tarde del martes, cuando el hoy occiso, Fructuoso Méndez Lucero, se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas con Cruz Rangel López en las inmediaciones de este municipio ubicado a 89 kilómetros al sureste de la capital.

Fue cuando el alcalde se encontró con Fructuoso Méndez que sobrevino una riña en la cual salieron a relucir las armas de fuego, debido a añejas rencillas que mantenían el alcalde y Fructuoso Méndez.

Méndez Lucero murió en el lugar de los hechos, en tanto que su acompañante resultó herido y fue trasladado a un hospital de la cabecera distrital.

En tanto, el alcalde fue puesto a disposición del Ministerio Público de Tlacolula por el delito de homicidio y portación de arma de uso exclusivo del Ejército. Lo anterior, luego que el propio Ejército mexicano lo rescatara de ser linchado por la población.

Viejas rencillas

Las versiones de testigos afirman que las rencillas entre estos dos personajes venían de tiempo atrás, por lo que el occiso aprovechó los resultados adversos del PRI en la última contienda electoral para molestar al alcalde elegido por el Sistema de Usos y Costumbres.

Aunque de acuerdo con la legislación local, los partidos políticos tienen prohibido interferir en los gobiernos municipales que se rigen bajo este sistema, pero no impide la filiación partidista de sus ciudadanos. Al alcalde se le identificó con el PRI y a la víctima con el PRD.