El jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, consideró que en las elecciones celebradas el domingo en varias entidades del país se planteó el triunfo de la alternancia en el poder.

Tras presentar el Sistema de Atención y Protección Integral a la Infancia, aseveró que lo primero que debe dar satisfacción es que si bien hubo diversos incidentes, los procesos electorales transcurrieron en paz y se logró que los ciudadanos pudieran votar libremente.

En entrevista opinó que lo que se sabe hasta ahora es que los resultados obtenidos son positivos para la alternancia en el poder en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, y con una competencia muy cerrada en Durango, cuyo resultado final se sabrá en corto tiempo.

El significado principal, destacó, es que en esas entidades nunca había habido alternancia en el poder y ahora se abre una expectativa relevante y significativa para esos estados y sus ciudadanos, porque después de 80 años se dio un cambio pacífico en el poder.

El gobernante capitalino felicitó a los ciudadanos por los resultados de los comicios del domingo, que en la mayor parte de celebraron de forma pacífica y los electores pudieron decidir qué quieren en sus gobiernos y ver hacia adelante.

Desde el Distrito Federal, puntualizó, 'lo vemos como un mensaje de optimismo para la población y para nuestro sistema democrático en el país', finalizó Ebrard Casaubon.