El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, anunció que la semana próxima enviará a Arizona un equipo de trabajo para entrevistarse con los capitalinos a quienes se violenten sus derechos y para contratar abogados que los defiendan.

En entrevista explicó que se trata de defender a los connacionales a quienes se violenten sus derechos fundamentales con la ley antiinmigrante de Arizona, e iniciarles un caso de defensa y presentarlos ante la Corte de Estados Unidos o, en su caso, ante organismos internacionales.

Señaló que ante una violación flagrante a los derechos humanos es importante recurrir a los organismos internacionales, incluyendo Ginebra que es la sede mundial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Ebrard Casaubon destacó que es importante la defensa porque 'me parece que si lo permitiéramos se va extender a todos los Estados Unidos y pone en grave riesgo a millones de mexicanos y no es justo, es un atropello y algo muy delicado'.

Refirió que México no tiene ninguna ley discriminatoria y la capital del país tiene la segunda presencia de norteamericanos fuera de su país y no tiene actitud discriminatoria contra nadie.

En ese sentido, dijo que lo grave de Estados Unidos es que es muy alarmante que el sistema jurídico norteamericano invita a que haya una ley discriminatoria contra la población.

En su opinión, un bloqueo comercial puede ser parte de las acciones que se tomen, pero agregó que lo más efectivo será el proceso que se haga ante la Corte de Estados Unidos para combatir la ley antiinmigrante.

/doch