Al término de su encuentro con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden reconoció que el proceso para renovar la Presidencia de México sólo compete a los mexicanos, por lo que asumió el compromiso de mantenerse al margen, señaló el precandidato de la izquierda a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El tabasqueño se refirió al tema, en entrevista, luego del encuentro con Biden, en el marco de las pláticas que el funcionario norteamericano sostiene este lunes con los precandidatos a la Presidencia de la República, en un hotel de la ciudad de México.

Insistió "que ellos no van a intervenir en los procesos electorales en nuestro país, eso también está establecido en la carta, que ese es un asunto que sólo les toca resolver a los mexicanos, en democracia, con absoluta libertad e independencia".

Consideró relevante que se haya expresado "este compromiso de no intervenir en las elecciones", de respetar la voluntad del pueblo de México, "y están en la mejor disposición de entenderse con quien resulte Presidente de nuestro país".

López Obrador explicó también que ">su propuesta de nueva relación parte de que los problemas de inseguridad y violencia se han originado por la falta de desarrollo económico, de empleo, de bienestar.

Por eso, agregó, es relevante que en la relación bilateral se dé prioridad a la cooperación para el desarrollo, para ayudar al país y atemperar el fenómeno migratorio.

Andrés Manuel López refrendó la necesidad de esa nueva relación binacional de cooperación, de ayuda mutua porque la realidad es que entre ambos países existe una frontera de 3,000 kilómetros y en Estados Unidos trabajan y viven millones de mexicanos.

MIF