La relación en materia de seguridad entre Estados Unidos y México es un tema que se ha vuelto más incómodo para las agencias de seguridad estadounidenses en este sexenio, reveló el diario estadounidense, The Washington Post, en un artículo en el que definió como espinosa la experiencia del lado estadounidense.

Entre los cambios más latentes, el Post destaca que el número de criminales mexicanos extraditados hacia EU se ha reducido dramáticamente.

Según el artículo escrito por Joshua Partlow, el número de violadores, asesinos y narcotraficantes mexicanos que cometieron delitos en territorio estadounidense y que fueron extraditados a Estados Unidos, en el sexenio del panista Felipe Calderón, superaba el centenar cada año; sin embargo, esta cifra se redujo a por lo menos la mitad con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El Post detalla que, en el último año del sexenio calderonista (2012), fueron extraditadas 115 personas; en el primer año de Peña Nieto, fueron 54 criminales extraditados.

De acuerdo con el diario washingtoniano, la percepción general que existe entre los funcionarios de EU es que a consecuencia de esta exclusión han perdido acceso a inteligencia importante que México les podría proveer sobre los cárteles mexicanos que operan en Estados Unidos.

Un funcionario de seguridad quien pidió guardar su anonimato citado por el Post refirió que fue desalentador que las autoridades mexicanas cesaran la cooperación con sus contrapartes estadounidenses, luego de que las dependencias de EU gastaran varios cientos de millones de dólares, para recolectar inteligencia y encerrar a los narcotraficantes en prisiones de ese país.

Como respuesta mexicana, el diario citó a Mariana Benítez Tiburcio, subprocuradora jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República, quien expuso que la negativa a las extradiciones se debía a los cambios en las leyes mexicanas.

No es la primera vez que el Post destaca la frustración de los funcionarios por los cambios en la estrategia de seguridad en México.

jorge.camarena@eleconomista.mx