El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que con su triunfo ante Alemania la Selección Nacional de futbol dio una gran lección a los mexicanos: cuando se quiere se puede.

México está de fiesta, dijo al inaugurar la exposición Vaticano: de San Pedro a Francisco en el Colegio de San Ildefonso, y convocó a los mexicanos a mantenerse con el “espíritu de creer en nosotros mismos.

“México se construye todos los días y disfruta de su grandeza todos los días (...) hay quienes así lo quieren apreciar y hay quienes no. Al final de cuentas ésta es una nación que debe enorgullecernos”, puntualizó.

Fue un gran logro y una gran lección para los mexicanos, insistió, porque para aspirar a ser lo que queremos, una gran nación, primero tenemos que creérnosla.

“Tenemos que creer que podemos ser y que tenemos la capacidad de alcanzar mejores estadíos, condiciones, un peldaño más dentro de la medida y en la escala mundial”.

México, consideró, sin duda ha avanzado y tenido logros colectivos que a veces a los mexicanos escapa reconocer.