Villahermosa, Tab. Más allá del contexto electoral —convocó el presidente Enrique Peña Nieto a los gobernadores—, se requiere seguir sumando y multiplicando en favor de los mexicanos.

“El proceso electoral será una nueva oportunidad para demostrar la solidez de nuestras instituciones y la madurez de nuestra democracia”, afirmó.

Al clausurar la LIV reunión ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el titular del Ejecutivo reiteró que su gobierno seguirá “actuando con estricto apego a nuestro régimen legal porque es tarea de todas y todos fortalecer la legalidad como pilar de la convivencia pacífica, la democracia y el desarrollo”.

Si bien hay “legítimas diferencias políticas” entre él y los mandatarios estatales, dijo, “en estos cinco años y medio hemos sabido coordinar y sumar esfuerzos en favor de los mexicanos”.

Desde su perspectiva, ello confirma la visión de Mariano Otero, uno de los grandes defensores del pacto federal, para quien “la Federación significa un acuerdo en lo fundamental como base de la unidad nacional.

“La invitación es (a) que sigamos por ese camino, sumando y multiplicando más allá del contexto electoral”.

En su alocución, planteó la necesidad de realizar cambios legales para eliminar lagunas jurídicas y catalogar como delitos graves el robo de hidrocarburos y la portación, uso y acopio de armas de uso exclusivo del Ejército.

Ello permitirá abonar a la consolidación del nuevo sistema de justicia penal acusatorio, dijo, en aras de “refutar la falsa impresión de que el sistema es una puerta giratoria”.

Al asumir la presidencia de la Conago para los próximos seis meses, el pevemista Manuel Velasco Coello, gobernador de Chiapas, llamó a la unidad tras los comicios presidenciales del próximo 1 de julio.

“Tenemos la alta responsabilidad de abonar a un clima de libertad, para que nada ni nadie quebrante la decisión de los mexicanos de elegir sin presiones, ni condicionamientos. Que la ciudadanía vote libremente será una de nuestras mayores aportaciones”.

Arturo Núñez, gobernador de Tabasco y presidente saliente de la Conago, estableció que la magnitud de los disensos, resultado de la pluralidad política, social y cultural, “no puede ser antisistémica” ni “tendría que poner en riesgo los acuerdos fundamentales previamente establecidos, ni socavar la realización de sus metas.

“Entre otros acuerdos, es fundamental reforzar el avance del país en una ruta económica que no desconozca algunas de las condiciones esenciales para el crecimiento en el contexto de la globalización, como son: la estabilidad macroeconómica, las finanzas públicas sanas, el aliento al ahorro y a la inversión privados, la fortaleza del sistema financiero, así como la modernización y la apertura comercial”.