Luego de confirmar que el presidente Enrique Peña Nieto no enviará iniciativas preferentes en el primer periodo de sesiones de este año, los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN y PRD en el Senado advirtieron que en esta Cámara no habrá iniciativas aprobadas en fast track y se revisarán con detenimiento las que tengan la etiqueta del Pacto por México.

En conferencia de prensa conjunta, Emilio Gamboa, coordinador de la bancada del PRI, reveló que se formó un grupo de trabajo que revisará los puntos de la agenda común de los grupos parlamentarios, para que el Senado discuta en el pleno y comisiones temas propios, diferentes a los del Pacto.

Mientras tanto, el presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero, precisó que no se quieren equivocar al legislar al vapor las iniciativas, sobre todo las estructurales, por lo que los senadores no se tomarán a la ligera su labor en el próximo periodo de sesiones y de ser necesario harán foros con diversos sectores de la sociedad.

Miguel Barbosa, coordinador del grupo parlamentario del PRD, consideró que Peña no enviará las reformas hacendaria, fiscal y energética en el primer periodo de sesiones por estrategia electoral.

Está todo calculadito , dijo al precisar que las iniciativas las ha reservado para que no influyan los cambios fiscales en la simpatía de los electores. Por otro lado se pronunció por trabajar en conferencia con los diputados aquellas iniciativas que emanen del Pacto por México. Nosotros vamos a ejercer en el Senado esa facultad con plenitud para discutir y, si es el caso, modificar , dijo.

Cordero Arroyo difirió de trabajar todos los puntos en conferencia con los diputados: Si bien, pues trataremos de trabajar en conferencia cuando sea conveniente, decir también que tampoco podemos suprimir el espíritu constitucional de nuestro sistema republicano de tener dos cámaras, una cámara donde se discutan originalmente las cosas y otra donde se revisen, sobre todo en una agenda tan importante , expuso el panista.

Gamboa precisó que los priístas no van a poner en riesgo el Pacto por México por una agenda electoral, aunque admitió que el Senado estará marcado por la coyuntura electoral.

tania.rosas@eleconomista.mx