La Presidencia de la República informó que Enrique Peña Nieto conversó vía telefónica con los mandatarios de Honduras y Guatemala, con quienes acordó resolver la situación en la frontera, "en un marco de pleno respeto a los derechos humanos de los migrantes y de pleno ejercicio de la soberanía de cada uno de los países".

A través de un comunicado, la dependencia federal indicó que los mandatarios de los tres países reiteraron su compromiso de promover en todo momento una migración segura, regular y ordenada.

"Los presidentes de Guatemala y Honduras informaron de las acciones que están implementando, incluyendo medios para el retorno seguro y ordenado a sus lugares de origen de los migrantes", se reportó.

Ello se da tras la entrada de miles de migrantes por la frontera sur de México.

"El presidente Peña Nieto reiteró que toda persona que desee ingresar a nuestro país puede hacerlo, siempre y cuando cuente con los documentos de viaje y la visa correspondiente".

Presidencia expuso que Peña Nieto refirió en la conversación telefónica que todo aquel que ingrese a México puede solicitar, de manera individual, el reconocimiento como refugiado, y que para asistir a los migrantes se ha solicitado el apoyo de Naciones Unidas.

"El titular del Ejecutivo Federal compartió con sus pares que México está otorgando una atención prioritaria a personas en situación de vulnerabilidad, en particular a niñas, niños y adolescentes, así como a adultos mayores y mujeres; que se está atento a proporcionar ayuda humanitaria con atención en salud e hidratación a los migrantes que se encuentran en la frontera con México. 

"Asimismo, informó que ya se ha iniciado el ingreso ordenado de algunos migrantes que han expresado su interés en solicitar refugio".

Finalmente, se detalla que los presidentes de Guatemala y Honduras informaron de las acciones que están implementando para, a partir de hoy, facilitar soluciones a esta situación en la frontera mexicana. Entre esas medidas, los mandatarios explicaron que se han dispuesto los medios para el retorno seguro y ordenado a sus lugares de origen para aquellos migrantes que así lo decidan.