En el sexenio del presidente Felipe Calderón se ha demostrado que no hay proporción entre el número de muertos a causa del crimen organizado con los juicios de personas (militares o civiles) que incurrieron en algún delito durante la lucha antidelincuencia, acotó la catedrática del Tecnológico de Monterrey, Iliana Rodríguez.

Creo que lo que se pierde de vista no es el ejercicio de las Fuerzas Armadas en las calles sino la cantidad de impunidad que se ha arrojado a consecuencia de este hecho (...) No existe el número de juicios en atención o proporción al número de muertes registradas durante este sexenio , explicó a El Economista.

Rodríguez Santibáñez, quien ha impartido cursos de formación de profesores del Centro de Estudios de las Fuerzas Armadas de México, argumentó que la ausencia de instituciones efectivas en la impartición de justicia la perciben los ciudadanos, quienes a falta de garantías institucionales, optan por respaldarse en instituciones de carácter social.

Consideró que pese a las marchas ciudadanas, el presidente Felipe Calderón seguirá firme en la defensa de la actuación de militares y marinos en la lucha contra la delincuencia porque de lo contrario desconocería su Plan Nacional de Desarrollo.

Lamentó que la Armada, como institución sólida, deba sortear las críticas; no obstante, dijo que pese al impacto negativo que pudiera generar la estrategia contra la delincuencia, la milicia no será debilitada en imagen.

Precisó que ante las marchas por la seguridad, Calderón no debe quedarse como un simple espectador; es necesario que enfatice que la estrategia es en pro de la ciudadanía.

[email protected]