Monterrey, NL. Los efectos de la inseguridad han provocado una caída de 5 puntos en la felicidad de los regiomontanos, al pasar de un nivel de 9.1 a 8.6 del 2003 al 2011, de acuerdo con los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Monterrey (Udem) y la empresa Cuauhtémoc Moctezuma.

El Centro de Estudios sobre Bienestar de la Universidad de Monterrey realizó la investigación Los efectos de la inseguridad en la felicidad de los regiomontanos , que arrojó que a pesar de la escalada de hechos violentos en los últimos años en la entidad, 40% se percibe como muy feliz y calificó su nivel de felicidad con 10 puntos.

Los resultados muestran que aunque los regiomontanos siguen siendo muy felices son menos felices que antes, y esto es una llamada de atención, afirmaron Carlos Basurto, director de la División de Negocios de la Udem y Nina Mayagoitia, gerente de Responsabilidad Social de Cuauhtémoc Moctezuma, al presentar dicho estudio en las instalaciones de esa universidad.

De los regiomontanos, 60% percibe que la inseguridad afecta mucho su felicidad, 25% considera que daña totalmente su calidad de vida y otro 25% manifiesta que siente ansiedad todo el tiempo por la inseguridad.

Existe entre los regiomontanos una situación de miedo generalizado y más de la mitad considera que su probabilidad de ser víctima de un crimen es igual o mayor a 50 por ciento.

Otro dato arrojado por el estudio es que el ambiente de inseguridad ha provocado cambios importantes en la conducta de los regiomontanos: han dejado de viajar en carretera a Estados Unidos, han dejado de salir en la noche, han limitado permisos de salir a sus hijos, han adquirido medidas de seguridad en casa y avisan frecuentemente sobre su ubicación.

[email protected]