Entre los grupos del PAN y PRD afloró la desconfianza política en la alianza electoral "Durango nos une", y se ha gestado un movimiento panista para promover el voto en contra del candidato a la gubernatura José Rosas Aispuro.

Militantes del Partido Acción Nacional (PAN) inconformes por la repartición de candidaturas a las alcaldías y diputaciones locales, han construido un grupo autodenominado "La Dignidad".

De acuerdo a militantes panistas el movimiento La Dignidad pretenden quitar entre 30,000 y 60,000 votos al candidato de la alianza "Durango nos une".

El ex líder del Partido Acción Nacional (PAN) en aquella entidad, Gilberto Nevárez afirmó que la intención de movimiento a nivel estatal, es evitar que el expriísta llegue a la gubernatura.

No daremos un sólo voto a Rosas Aispuro, dijo, pues lo consideran un "personaje siniestro" y que pisoteó la dignidad de la militancia local del PAN.

Nevárez acusó a Rosas Aispuro de imponer candidaturas y planillas en la mayoría de los municipios de la entidad y a la dirigencia estatal del PAN.

Además cuestionó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN por ceder ante el ex priista y PRD, cuya fuerza en el estado apenas cubre al tres por ciento del electorado.

Admitió que la división al interior del blanquiazul ha generado un escenario complicado.

Pues dejó a muchos heridos en el campo de batalla sin que haya habido operación cicatriz , señaló.

Nevárez aseguró que la candidatura de Rosas Aispuro se desinfló en las últimas semanas, prueba de ellos son las encuestas, pues con su errores perdió la oportunidad de llevar a la alianza al triunfo en los comicios del 4 de julio próximo.