La sesión ordinaria del pleno de la Cámara de Diputados, convocada este jueves a partir de las 11:00 horas para discutir y votar el paquete económico en materia de ingresos para el ejercicio fiscal del 2020, iniciará cuando haya acuerdo con los manifestantes apostados desde muy temprano en las afueras del recinto legislativo de San Lázaro para demandar más presupuesto para el campo.

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, Laura Rojas Hernández (PAN), informó que se reunió con el diputado Eraclio Rodríguez Gómez (Morena), presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, quien apoya a los inconformes, y quienes representan a los campesinos, y el único acuerdo fue que “nadie se va a quedar encerrado’’ en el complejo legislativo.

Más tarde se celebrará un nuevo encuentro en el que participarán los coordinadores de los grupos parlamentarios para intentar pactar la ruta a seguir y atender las demandas planteadas.

 

 

Al filo de las 11:00 horas está prevista la llegada de más manifestantes al exterior del palacio legislativo, ahora de integrantes de sindicatos de universidades públicas, quienes anunciaron que su solicitud se centra en buscar incrementar el presupuesto educativo para poder atender el rezago en el nivel superior y medio superior.

Rojas Hernández aclaró que hasta el momento la sesión ordinaria del pleno no está cancelada.

A fin de garantizar su seguridad, informó, a los empleados administrativos de la Cámara Baja se les dio el día por lo que no asistieron a trabajar.

El 20 de octubre es la fecha límite, fijada por la Constitución, para la aprobación del paquete económico en materia de ingresos por parte de la Cámara Baja, cuyos dictámenes se remiten al Senado de la República para su revisión; los senadores tienen de plazo hasta el 31 de octubre para aprobar los documentos correspondientes.

Concluida la discusión de los ingresos por parte de las dos Cámaras del Congreso de la Unión, inicia la negociación del Presupuesto de Egresos de la Federación por parte de la Cámara de Diputados, la única facultada constitucionalmente para aprobar el gasto público. La fecha fatal para hacerlo vence el 15 de noviembre.