Los coordinadores de las bancadas perredista, panista y priísta en la Cámara de Diputados descartaron que se dictamine al vapor la reforma laboral preferente que el sábado envió el Ejecutivo federal al Congreso.

Entrevistados por separado, los diputados federales reiteraron su intención para que este miércoles se defina el método de cómo podría resolverse esa propuesta legislativa, producto de las nuevas facultades que otorga la reforma política al Ejecutivo federal.

Para ello se ha definido la conformación, únicamente, de la Comisión de Trabajo y Previsión Social que además de analizar esa iniciativa, la revisará y comparará con las otras 497 propuestas de reforma laboral que tiene la Cámara de Diputados; con base en la información que obtenga, se hará el dictamen en un periodo menor de 30 días.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, el panista Luis Alberto Villarreal García, subrayó que no se legislará con prisas pues hay una obligación constitucional de que se discuta en un periodo no mayor a 30 días naturales.

Es una obligación que nos impone la Constitución y tenemos que hacer que se cumpla, precisamente para mandar un mensaje claro al pueblo de México de que esta Legislatura viene a cumplir y hacer cumplir la ley , remarcó.

El coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) indicó, al igual que los otros coordinadores legislativos, que mañana miércoles se definirá la instalación sólo de la referida comisión o el método en el que se procesará la iniciativa preferente.

Villarreal García comentó en ese sentido que no se aceptarán cabilderos que promuevan asuntos particulares que no sean del interés general de la nación.

El coordinador priísta, Manlio Fabio Beltrones, informó a su vez que en su bancada una comisión interna se aboca a leer esa iniciativa y hacer los comparativos con las otras depositadas en esa instancia, de la cual una ya tiene el aval del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Beltrones Rivera comentó que los diputados de extracción obrera han mostrado enorme satisfacción por entrar a la discusión sobre los derechos laborales, la libertad sindical y una ley laboral que permita más competitividad y genere inversión y empleo.

A su vez el líder de la diputación federal perredista, Silvano Aureoles Conejo, destacó de la reforma laboral el tema de los sindicatos relacionado con las cuotas y la libertad de afiliación, lo que consideró un tema de gran debate.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) recordó que la iniciativa preferente del Ejecutivo federal tiene un plazo perentorio de 30 días, de los que ya se llevan cuatro.

Aureoles Conejo dejó claro que estamos obligados por ley a revisar la iniciativa y emitir el dictamen correspondiente antes de que se venza el plazo , aunque a su juicio se trata de un tiempo muy limitado para una reforma de tanta trascendencia.

No negamos que hay que entrarle al debate, pero no será con prisas y con una decisión de última hora como se habrá de resolver el problema , expresó.

mac