La Cámara de Diputados aprobó ayer reformas a Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia con el fin de garantizar la creación, operación o fortalecimiento de al menos un refugio para víctimas de violencia, en cada municipio o alcaldía del país.

El dictamen con proyecto de decreto, que fue remitido al Senado, modifica los artículos 48, 49 y 50 de la mencionada norma, en donde se establece que se debe garantizar la creación, operación o fortalecimiento de al menos un refugio para víctimas de violencia, en cada municipio o alcaldía, el cual debe reunir las condiciones de seguridad para la protección integral de las mujeres víctimas, conforme al modelo de atención diseñado.

Además, se indicó que en caso de que un municipio o alcaldía no reúna las condiciones necesarias para la instalación de un refugio de acuerdo con lo establecido por el modelo, éste deberá garantizar una casa de emergencia o de transición vinculada a un refugio.

Asimismo, se ordena la generación de acuerdos con los gobiernos estatales para la creación, operación o el fortalecimiento de los refugios, todo ello aunado a que será el Instituto Nacional de las Mujeres quien debe colaborar con las instituciones para el diseño y evaluación del modelo de atención a víctimas.

En el dictamen se argumenta que, si en cada municipio o alcaldía del país existiera un refugio para atender la violencia que viven las mujeres, habría un total de 2,485 centros de ese tipo operando, ya que en la actualidad solamente se cuenta con el 1.93% de refugios necesarios para combatir la violencia contra las mujeres en todas sus modalidades.

maritza.perez@eleconomista.mx